Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Corea del Norte amenaza a EE UU con lanzar una "guerra sagrada"

Washington y Seúl preparan maniobras militares conjuntas

Corea del Norte dio ayer un nuevo y radical paso en su escalada de amenazas contra el Sur y Estados Unidos. Mientras Seúl y Washington ultimaban la organización de maniobras militares conjuntas que está previsto empiecen mañana en aguas del Mar de Japón, el régimen de Pyongyang advirtió estar listo para "empezar en cualquier momento una sagrada guerra de represalia fundada en el poder disuasorio nuclear para responder a las fuerzas imperialistas estadounidenses y a los títeres surcoreanos que deliberadamente empujan la situación al borde de la guerra", según informaron medios norcoreanos.

Un portavoz del Departamento de Estado de EE UU respondió que Washington no está "interesada en una guerra de palabras con Corea del Norte".

La Comisión Nacional de Defensa norcoreana volvió ayer a negar la implicación de Pyongyang en el hundimiento de la corbeta surcoreana Chenoan en el pasado mes de marzo. En el incidente murieron 46 marinos surcoreanos, y los investigadores del Sur concluyeron en mayo que el buque había sido torpedeado por el Norte.

Anteriormente, en una conferencia de seguridad celebrada ayer en Vietnam, el portavoz de la delegación norcoreana había asegurado que las maniobras militares -que durarán cuatro días e implicarán a unos 8.000 militares-, "son una amenaza para la soberanía y la seguridad" de su país y advertido de que habría una "respuesta física a los pasos impuestos militarmente por EE UU".

En la misma conferencia, la secretaria de Estado de EE UU, Hillary Clinton, pidió a los países vecinos de Corea del Norte que apliquen las sanciones ya aprobadas contra Pyongyang para forzarla a "dar los pasos que debe dar" para detener su desarrollo nuclear.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de julio de 2010