Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
El décimo aniversario de un líder

"Estamos mejor de lo que parece y lo vais a vivir"

Zapatero reivindica para el PSOE la labor de hacer siempre las reformas en España

No hay que dejarse arrastrar por la desesperanza a pesar de que las circunstancias sean malas o incluso pésimas. Esta fue la línea de pensamiento y actuación de José Luis Rodríguez Zapatero hace diez años, y así continúa. En el décimo aniversario de su elección como secretario general del PSOE, en competencia con otros tres candidatos, ganó solo por nueve votos más que el también aspirante y su principal rival José Bono, con una llamada al optimismo.

"No estamos tan mal", dijo a los delegados socialistas el 22 de julio de 2000 en el 35º Congreso del PSOE. "Estamos mucho mejor de lo que parece y lo vais a vivir", ha dicho ahora, 22 de julio de 2010, en la sede federal de su partido en Madrid ante un auditorio formado por los ministros de sus gobiernos, desde 2004 hasta el actual, y los miembros de las ejecutivas del partido que le han acompañado en esta década .

El discurso del presidente tuvo momentos emotivos al citar a Bono

El jefe del Ejecutivo avanzó que las medidas sociales volverán

Quizá esta afirmación seguida de la premonición de que las cosas irán mejor fue la única que había preparado. Enseguida dio una explicación ante el riesgo de que se le pueda volver en contra y se le achaque un optimismo con bases poco sólidas. "Yo no soy optimista porque desconozca las dificultades, sino porque creo en las potencialidades de España y de los españoles". Este cierre de su discurso estuvo precedido de la defensa de las reformas estructurales que están en marcha, que son las que llevarán al país "a medio y largo plazo" a recuperar el empleo y el crecimiento. "Hemos superado momentos difíciles y hemos demostrado al mundo que somos un país moderno, avanzado, y capacitado como cualquier otro". Después, en conversación informal con los periodistas, a los que saludó durante unos minutos tras su intervención, acompañado por la secretaria de Organización, Leire Pajín, y antes de quedarse ya en privado con sus compañeros, ahondó en su convicción de que la situación mejorará.

¿Cuándo? El presidente confía en que durante el último trimestre de 2011 se empiecen a apreciar los efectos de las reformas.

Solo fueron veinticinco minutos de discurso, sin apoyarse en ninguna nota, en el que primó el agradecimiento a los suyos por la lealtad que ha sentido y siente durante esta década; el recordatorio del papel integrador y de unidad que tienen que jugar los socialistas y el recordatorio de que al PSOE le ha correspondido siempre en España llevar adelante las reformas más importantes. "Las medidas que beneficiarán y se notarán en el futuro son las que más cuesta tomar; pero ya sabéis que los socialistas nos reconocemos siempre en las reformas y en los cambios, y son imprescindibles". Con estas palabras el presidente mostró que no puede abstraerse del desafecto a él y a su partido que marcan las encuestas, así como el conflicto abierto con los sindicatos. Por eso dedicó otra parte de su intervención en recordar las reformas que llevó a cabo durante la primera legislatura tanto en el avance de derechos civiles, como en políticas sociales.

"Solo se ha abierto un pequeño paréntesis, volveremos a más política social", aseguró el presidente en medio de un profundo silencio de los dirigentes socialistas que le escuchaban. No fue un acto alegre, tampoco lo quisieron los organizadores, dirigidos por Leire Pajín. "Los tiempos son de austeridad, no para alharacas", explicaron. Zapatero venía a dar esperanza pero también a pedir "humildad ante la crítica".

"Nuestra capacidad de asumir responsabilidades y tomar decisiones permanece intacta", casi clamó Zapatero en su afán de convencer de que mantiene la fuerza. En el auditorio se apreciaron rostros afectados, quizá al percibir la emoción que rezumó Zapatero en algunos momentos. La misma que tuvo José Bono, conteniendo con dificultad las lágrimas, cuando Zapatero le nombró como paradigma de su agradecimiento. Y, entre los ausentes de estos años, citó a Alfonso Perales, fallecido hace dos años y del que alabó "su visión optimista y de larga distancia de la política". Como él.

Diez años al frente del socialismo español

- 22 de julio de 2000. José Luis Rodríguez Zapatero, profesor de Derecho Político y diputado desde 1986, es elegido secretario general del PSOE con 39 años. Gana el respaldo de 414 de los 995 delegados del 35º Congreso Federal, nueve más que el presidente de Castilla-La Mancha, José Bono. También salen derrotadas, por un margen mucho mayor, Matilde Fernández y Rosa Díez. Zapatero promete "cambiar el partido", que no levanta cabeza desde la derrota de Felipe González en 1996.

- Septiembre de 2000. Inicia su primer curso político como líder del PSOE. En plena oleada de asesinatos de ETA, ofrece "la mayor lealtad" al Gobierno del Partido Popular. Su relación con Aznar, que acaba de anunciar que no se presentará a la reelección, es "normal, aceptable". El PP dice que elegirá a su candidato en otoño de 2003.

- 8 de diciembre de 2000. PP y PSOE firman a propuesta de Zapatero el Pacto Antiterrorista.

- 12 de octubre de 2003. En el desfile del Día de la Hispanidad, Zapatero evita ponerse en pie al paso de la bandera de EE UU, en protesta por la invasión de Irak.

- Noviembre de 2003. El líder socialista promete respaldar la reforma del Estatuto catalán que apruebe el Parlamento autónomo si gana las elecciones. En septiembre de 2005 se aprueba el texto con el voto en contra del PP catalán. El Parlamento español lo sanciona en mayo de 2006 con cambios. Ese mes de junio lo refrenda Cataluña en referéndum. El PP recurre al Constitucional, que cuatro años después poda y reinterpreta parte de la norma.

- 14 de marzo de 2004. Tres días después del peor atentado de la historia reciente, Zapatero gana las elecciones generales. El CIS preveía la mayoría absoluta del PP. El PSOE logra 11 millones de votos, frente a los 9,6 millones del candidato popular, Mariano Rajoy. Zapatero lo atribuye a "las ganas de cambio", pero los conservadores defenderán siempre que fue consecuencia del ataque terrorista del 11-M. El PSOE se queda a 11 escaños de la mayoría absoluta.

- 18 de marzo de 2004. La primera decisión de Zapatero es ordenar el regreso de los 1.300 soldados españoles en Irak al nuevo ministro de Defensa, José Bono. "No debimos ir a Irak, por eso debemos volver", explica en el Congreso. Rajoy replica: "Es un error". Cree que los ciudadanos lo censurarán en las elecciones europeas del 13 de junio, pero los socialistas ganan por dos puntos.

- Primavera de 2004. El líder socialista forma el primer Gobierno paritario de la historia de España (ocho ministras y ocho ministros), aprueba el proyecto de Ley de Violencia de Género, paraliza la ley educativa del PP, deroga el trasvase del Ebro, cambia las prioridades en política internacional y promete legalizar el matrimonio de parejas del mismo sexo y la investigación con células madre embrionarias. En mayo saca su mejor nota (6,1).

- Septiembre de 2004. Plantea a la Asamblea General de la ONU su Alianza de Civilizaciones.

- Mayo de 2005. Gana a Rajoy su primer debate del estado de la nación como jefe del Gobierno.

- 22 de marzo de 2006. Alto el fuego permanente de la banda. El Gobierno inicia "un proceso de diálogo para poner fin a la violencia" con el plácet del Congreso. El 30 de diciembre ETA revienta un aparcamiento de Barajas y el proceso de paz. Dos personas pierden la vida.

- 30 de noviembre de 2006. El Congreso aprueba el bautizado como cuarto pilar del Estado de bienestar, la Ley de Dependencia.

- 9 de marzo de 2008. Gana las elecciones con 169 escaños (cinco más) frente a los 154 de Rajoy (seis más). Los socialistas personalizan la campaña en la figura de Zapatero, ahora ZP.

- Noviembre de 2008. Acude a la reunión del G-20. España, representada por primera vez directamente en este grupo de decisión internacional. Pese a las dudas iniciales sobre el estatus de Zapatero, su presencia queda consolidada en reuniones posteriores del grupo.

- 7 de junio de 2009. El PSOE pierde sus primeras elecciones a nivel nacional desde 2000. El PP le saca cuatro puntos en los comicios al Parlamento Europeo.

- Primer semestre de 2010. Zapatero, presidente de turno de la UE. España, en lo peor de la recesión, suma cuatro millones de parados. El 12 de mayo de 2010 el líder socialista anuncia apesadumbrado un profundo recorte social para combatir el déficit disparado. Los sindicatos convocan una huelga general para el 29 de septiembre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de julio de 2010

Más información