ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

viernes, 23 de julio de 2010
Las pruebas de solvencia a la banca

Varias cajas españolas suspenderán hoy en las pruebas de resistencia

Las instituciones más relevantes sacan buena nota en los exámenes

Consulta: ¿Qué son los test de solvencia? Diez preguntas y respuestas básicas para saber en qué consiste el examen al qued se han sometido las entidades

Ha llegado la hora de la verdad. Los inversores, analistas y banqueros de todo el mundo estarán hoy pendientes de la publicación de las pruebas de estrés de 91 entidades europeas, entre ellas nueve bancos y 18 cajas de ahorros españolas. Ese examen se realizará por entidades individuales o grupos, en los casos de Sistemas Institucionales de Protección (SIP) o fusiones frías , y en su capital se tendrá en cuenta las ayudas públicas recibidas.

Según diferentes fuentes consultadas, el examen muestra que un pequeño grupo de entidades españolas -entre las que están algunas cajas que han protagonizado fusiones tradicionales- necesitarían más capital en el caso de que empeore gravemente la economía y, además, se produzca una crisis de la deuda soberana de varios países. Entre estas entidades hay algunas que han recibido ya ayudas del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

Entre las entidades con peor nota habrá algunas de las ya fusionadas

Fuentes del mercado explicaron que esta situación no significa que las entidades no puedan mantener su actividad habitual, sino que tendrían escasez de capital si llegara una crisis más fuerte de la que ahora atraviesa la economía europea. Incluso los expertos, como Alfonso Cano, socio de AFI, apuntan que esta situación "es totalmente normal. Hay que quitarle dramatismo porque, por definición, cuando se agudiza la crisis el capital de las entidades disminuye". El resultado de las pruebas se reflejará en el ratio Tier I, que refleja el capital, reservas y acciones preferentes que tiene una entidad para hacer frente a los riesgos asumidos. Según las pruebas, las entidades deben tener un 6% como mínimo para contar con una situación holgada, aunque la exigencia legal es del 4%.

Pese a todo, Alfonso Cano y Justo Alcocer, socio responsable del sistema financiero de PriceWaterhouse Coopers (PwC), coinciden en que la mayoría del sistema financiero español sacará una buena nota en la prueba, empezando por el Santander, el BBVA y La Caixa, que agrupan casi dos tercios del sector.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) apuntó en un informe reciente que las cajas españolas tendrían unas necesidades de capital de 17.000 millones y los bancos, de 5.000 millones en el "escenario estresado" y mucho menos en un escenario normal. "Hemos aportado 11.000 millones desde el FROB, 3.775 millones desde el Fondo de Garantía de Depósitos. Por tanto, estamos muy cerca de esa cifra que decía el FMI", dijo Elena Salgado, vicepresidenta y ministra de Economía. En total, el FMI habló de 22.000 millones y se han destinado casi 15.000, por lo que faltarían 7.000 millones. El FROB contaba con 12.000 millones, de los que ha gastado 10.200. Para atender las nuevas necesidades, podría pedir un préstamo.

El objetivo de estas pruebas es que se desatasquen las tuberías financieras. Es decir, que regrese la confianza de los inversores (y de los propios bancos) en la solvencia de las entidades, también en los mercados financieros y, por tanto, que regrese el crédito a la economía.

Las pruebas presentarán tres escenarios diferentes: uno base, en el que se cumplen las previsiones oficiales, que ya indican una caída de la economía. En el segundo, el PIB europeo cae en 2011 tres puntos sobre lo previsto por la UE; el paro y la morosidad subirán más de lo esperado y habrá una fuerte caída de los precios de los inmuebles, un retroceso del consumo, además de pérdidas por activos financieros, distinguiendo entre hogares y empresas.

El tercer escenario es todavía peor, porque añade una crisis de deuda soberana, diferente según los países, por lo que los activos perderán parte de su valor. Cada entidad tendrá un impacto distinto en función del tamaño y el origen de su cartera de deuda.

El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, explicará hoy a los medios de comunicación el resultado de las pruebas y el sábado, a los analistas.

Miguel Ángel Fernández Ordóñez, en el Congreso. / ULY MARTÍN

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana