Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Vanguardia de cine al aire libre

El Festival de Cortos de Islantilla dedica un ciclo a Luis Buñuel

Un maltratador interpretado por tres actores diferentes. Ella, sin embargo, siempre la misma. No consigue cambiar. El duro cortometraje El orden de las cosas, de César y José Esteban Alenda, es una de las proyecciones de esta noche dentro de la tercera edición del Festival de Cortos de Islantilla, que comenzó en julio y finaliza con la entrega de premios el último fin de semana de agosto.

En el jurado oficial, Loles León y Tristán Ulloa, entre otros. "Por su duración, también se le conoce como el festival de cortos más largo del mundo", bromea su director, Esteban Magaz. Pero su fama no se debe a la duración, sino a la calidad. Este año se han recibido más de 300 cintas procedentes de 20 países. "Y fue muy difícil elegir a 100. Los cortos cada vez son mejores", afirma. Las proyecciones han atraído a cientos de personas que, los martes y los jueves, a las 22.30, acuden al patio de la Oficina de Turismo de Islantilla (Huelva) para disfrutar -y después votar- las creaciones más vanguardistas.

Este año, uno de los más celebrados ha sido Eggbaby (EE UU, 2009): Allison, adolescente asiática-americana de colegio católico debe aprender a hacerse responsable y, para ello, le encomiendan una misión: cuidar un huevo como si fuera su bebé. Cuando Allison se enamora, descubre que las teorías sobre el sexo de sus padres, de sus profesores o de su mejor amiga no sirven. El huevo acaba estrellado contra una puerta. En otro corto, un hombre pierde el conocimiento durante la guerra civil española y, cuando despierta, ya no se acuerda si es republicano o nacional. Burbuja, de Pedro Casablanc y Gabriel Olivares, cuenta la historia de una "poligonera" que se echa coca-cola en la vagina para evitar un embarazo. Es una crítica a la falta de formación sexual.

Este año, una de las mayores atracciones es el ciclo dedicado a Buñuel, que comenzará este viernes con El perro andaluz. También se organizará una mesa redonda sobre el cineasta con María Casanova, actriz y ex directora de Cinemanía; Javier Muñoz, director del Festival de Cine Europeo de Sevilla, y José Luis Ruíz, fundador del Festival de Cine Iberoamericano de Huelva que conoció a Buñuel en 1976.

La sesión de esta noche incluye El mejor día de mi vida, una autoparodia del actor Álex Barahona, protagonista de la serie de televisión Física y Química. El actor se interpreta a sí mismo. La rubia de Pinos Puentes, el jueves 29, es una comedia con Carmen Ruíz en la que una mujer obsesionada con ser famosa decide hacer de Lina Morgan en un casting.

Assumpta Serna es la protagonista de Champagne supernova y la actriz Candela Peña se estrena como directora en Nueve. Los sábados, a las 22.30, en la gran pantalla del Atlántico instalada en plena playa, se proyectan "Los cortos de Goya", filmes premiados con este galardón. www.islantilla.es.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 20 de julio de 2010