Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:SUDÁFRICA 2010 | España-Holanda, gran final del Mundial

Cantera, técnica, talento

Cinco ex seleccionadores analizan las razones que han conducido a España a ser considerada la favorita para ganar mañana el Mundial - La espontaneidad y el trabajo han creado las condiciones

Las impresiones de cinco de los nueve seleccionadores españoles de los últimos 30 años ayudan a explicar con perspectiva histórica el éxito del equipo que dirige Del Bosque en Sudáfrica. La evolución de la captación, el trabajo de las canteras, la aparición espontánea de talentos como Xavi o Casillas, la elección de un estilo adecuado y una sintonía madurada a lo largo de más de una década de convivencia conducen al mejor resultado imaginable: la primera final de España en un Mundial.

SANTAMARÍA (1980-1982) "Esta selección no surge de la nada"

"En España siempre hubo equipos que jugaron bien al fútbol. Esta selección no surge de la nada. Es el equipo que mejor fútbol practica en muchos años. El mayor rival que tenía era Brasil, y se quedó en la cuneta. Ahora el único rival de España es España. Lo que más me gusta de este equipo es que nadie está parado en el campo. Todos forman parte de un mismo movimiento constante. Los jugadores son como las piezas de un motor en marcha. Hacen un fútbol precioso ayudándose mucho entre ellos. El sentido del compañerismo es impactante y se ve cuando tienen la pelota y cuando la pierden, porque corren todos a presionar para robarla. Se distinguen por la ambición con que afrontan los partidos y superan las dificultades. Lo más importante es eso. Que se lo crean. Y estos chicos creen que van a ganar el Mundial".

LUIS SUÁREZ (1988-1991) "Un equipo integral"

"Probablemente en otras selecciones españolas hubo jugadores más importantes que en esta. Pero esta es la más completa. Tiene un buen nivel en todas las líneas. Es un equipo integral que sabe jugar como equipo, y en un Mundial lo decisivo es conseguir esta organización más que tener individualidades. Esto no es nuevo. La única vez que se rompió esta regla fue con Maradona en 1986, pero entonces Argentina tenía también un buen equipo. No sé si es la mejor selección de la historia. Lo sabremos si gana el Mundial".

"Tampoco creo que ahora la cantera se trabaje mejor que antes. La aparición de jugadores responde a periodos, a coincidencias, más que a determinado método. La manera de trabajar no cambió. En los ochenta la cantera más productiva fue la del Madrid. Ahora es la del Barça. Sucede en un momento en el que la Liga se ha llenado de extracomunitarios y demuestra que la competencia no es mala. En Italia quieren prohibir a los extranjeros para que jueguen más los italianos. Pero cuando los nacionales son buenos siempre encuentran sitio en los equipos. Luis Aragonés estuvo muy inteligente cuando construyó la selección sobre la base del Barça. La selección tiene un tipo de juego parecido. A través de muchos toques encuentran las soluciones para llegar al gol. Del Bosque he tenido la inteligencia para seguir con este estilo. El problema que ha encontrado es que las demás selecciones se le meten atrás. Pero noto que los jugadores tienen una gran confianza en sus posibilidades. Juegan de memoria y elaboran más que los otros equipos, logran involucrar a todos los integrantes de la plantilla. Da la sensación de que todos son importantes y decisivos. Las variantes de España no las tiene nadie".

CAMACHO (1998-2002) "Calidad y cantidad"

"Estamos ante el mejor grupo de futbolistas de la historia del fútbol español. No hablamos de un jugador en concreto, ni de dos ni tres. Son 15 jugadores llamados a batir récords en nuestro fútbol. Lo insinúan desde que eran juveniles con las categorías menores de la selección y en sus clubes. Son gente que juega con una personalidad tremenda".

"Si a otras selecciones les faltó un pelín de suerte para estar en una semifinal de un Mundial, esta selección tiene suerte y además tiene una calidad única. Basta con hacer un ejercicio. Puesto por puesto, desde los laterales, los centrales, los medios y los delanteros, todos están metidos entre los primeros del mundo y de Europa. Si Piqué no es el mejor central del mundo, es el segundo. Si Casillas no es el mejor portero, es el segundo... Todos así".

"Esto no había ocurrido nunca en España. En el Mundial de 1962 tuvimos a Di Stéfano, a Gento y Puskas. Luego tuvimos a Luis Suárez y a Amancio. Pero nunca a ocho o diez que estén entre los mejores del mundo en sus posiciones. Es la calidad y la cantidad de las individualidades lo que hace que España tenga una manera de jugar distinta a todos los demás".

IÑAKI SÁEZ (2002-2004) "Cuatro generaciones"

"La selección se ha formado en la última década incorporando gente de cuatro generaciones. La primera generación es la de Xavi, Casillas y Marchena, que ganaron el Mundial de Nigeria en 1999. La segunda generación es la de Puyol y Capdevila, que ganaron la medalla de plata en Sydney 2000. La tercera es la de Torres, Iniesta y Arbeloa, que ganaron varios Europeos. La cuarta es la de Cesc, Piqué, Mata y Silva. Ahora se añaden Javi Martínez y Llorente. Absolutamente todos los integrantes de esta selección pasaron por los equipos inferiores de la federación española. Están acostumbrados al éxito, a ser campeones de Europa y del mundo en categorías sub 19 y sub 20. Se han consolidado con los triunfos y con la convivencia, porque varias veces debieron concentrarse durante un mes para jugar torneos. Han competido muchas veces juntos desde juveniles. Se conocen perfectamente. Por eso ahora España es lo más parecido a un equipo en el que participan todos y todos están de acuerdo. Hasta los que se sientan en el banquillo. Esta unidad los hace fuertes mentalmente, dentro y fuera del campo. El mérito es principalmente de los clubes".

"Hace unos 20 años los clubes se dieron cuenta de que tenían que trabajar la base de la mejor manera posible. Comenzaron a actuar con mucha diligencia para coger enseguida a los chicos de entre 11 y 15 años que surgen en cualquier parte de España y que entienden que van a ser buenos futbolistas. Los meten en unas dinámicas de trabajo fenomenales con ideas de juego claras sobre el fútbol que van a practicar, generalmente a partir de un esquema de 4-2-3-1, que permite una gran flexibilidad".

"Yo entré en la federación en 1996 de la mano de Javier Clemente como coordinador de las categorías inferiores. El presidente, Ángel María Villar, quería una base potente para subir jugadores a la absoluta. El trabajo que hicimos con técnicos como Ginés Meléndez, Santiesteban, o Manolo Gómez Delgado propició que la federación española ganara siete veces el premio bianual Mourice Bourlaz que otorga la UEFA a la federación que mejor trabaja con los chicos".

LUIS ARAGONÉS (2004-2008) "Técnica colectiva"

"Hace cinco años España decidió jugar a tener la posesión del balón. Se formó un equipo para este fin porque así nos amoldábamos mejor a nuestras condiciones técnicas y a nuestra condición física de base. El jugador español no tiene talento para pelear ni para ir al choque. Esta manera de hacer las cosas ha llevado a la selección a ganar un Europeo y ahora a disputar la final del Mundial. Se trata de que el medio campo domine los partidos dándole a la circulación del balón la velocidad adecuada a cada momento del partido. No es la cantera del Barça la que ha hecho posible jugar así porque no siempre fue la que más proveyó de jugadores al equipo. Es la cantera española en general. Hace cuatro años eran los clubes valencianos los que más aportaban. Si siguen saliendo jugadores de este nivel el estilo permanecerá. Sería lo ideal".

"Respecto al Europeo de 2008 yo no noto un gran cambio en la forma de competir. Ni siquiera ha habido un cambio grande desde el Mundial de 2006. En 2006 España jugó exactamente a lo mismo. Nos echaron, pero se siguió la misma directriz. Y ahora Del Bosque prosigue el mismo camino con las incorporaciones de jugadores nuevos que aportan otras cosas, como Piqué, que le da una salida muy técnica, muy franca al juego desde atrás. La idea está tan consolidada que todos los que se sientan en el banquillo en este Mundial son exactamente igual de capaces de respetar el juego de toque que los titulares habituales".

"Si este Mundial se caracteriza por una cosa es por la apuesta que hacen los equipos por tener el balón. Alemania y Holanda van por el mismo camino que España. Predominan los jugadores con técnica colectiva. Con jugadores de menor calidad, Chile y Paraguay hacen lo mismo: juegan a tener el balón. Éste es el Mundial en el que triunfa la técnica colectiva sobre la técnica individual".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 10 de julio de 2010