Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Toxo confía en el éxito de la huelga y pide la participación de ELA

"La huelga general del 29 de septiembre tendrá un resultado satisfactorio y provocará efectos en la corrección del rumbo de las políticas que se han emprendido en el país". Así de convencido se mostró ayer en los Cursos de Verano de la Universidad del País Vasco de San Sebastián el secretario general de CC OO, Ignacio Fernández Toxo, quien también aprovechó la ocasión para lamentar que los sindicatos nacionalistas hayan antepuesto sus intereses particulares al intento de "hacer retroceder" la reforma laboral del Gobierno de Zapatero. En este caso, hizo especial referencia a ELA, ya que el sindicato dirigido por Adolfo Muñoz forma parte de la Federación Europea de Sindicatos, en la que también se encuentra CC OO.

Por otra parte, a lo largo de la ponencia Una visión sindical de la crisis, Toxo indicó su descontento porque "los mercados tratan de dar un pensamiento único para salir de la crisis". Según el líder sindical, las medidas damnifican a los trabajadores y no fomentan el empleo. "La crisis en Europa ha impuesto intereses nacionales por encima de los colectivos, lo que conlleva un retroceso democrático frente a la presión de los mercados". Para Toxo, esto se ha comprobado especialmente con la crisis griega, a quien "Alemania y Europa han dejado a su suerte".

De la misma manera, el secretario general de CC OO dijo que "España estaría en crisis aunque no existiera esta coyuntura a nivel internacional porque necesitaba reformas estructurales". En su opinión, las medidas adoptadas por el Gobierno socialista incrementarán la caída de la actividad económica en 2010 y 2011. Toxo insistió en la necesidad de variar la orientación de las reformas, puesto que "la retirada anticipada de los estímulos fiscales al funcionamiento de la economía sólo puede provocar un retraso en la salida de la crisis". En este sentido, el sindicalista gallego defendió una reforma del sistema de cajas y del sector energético y pidió un aumento en la competitividad de la economía española.

Por último, el líder sindical se refirió a las críticas al papel que desempeñan los sindicatos. "Probablemente, los mismos que nos alababan hace unos pocos años y hablaban del sindicalismo español como el paradigma de responsabilidad en el mundo, hoy extreman la crítica", concluyó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 8 de julio de 2010