Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:ALMUERZO CON... BELÉN MARCOS

"La obra pública es gratificante, da servicio a la gente"

Belén Marcos pasa 72 horas en España y quiere arroz, así que tiene delante un arroz. Esta ingeniera de Caminos nacida en Alcoy hace 36 años lleva desde 2005 en Estados Unidos y casi lo único que echa de menos es la comida. Ahora está al frente de un macroproyecto de gestión de una autopista en Texas. "Mi autopista", dice. ¿Mi autopista? "Bueno, no pongas eso".

Pero es su autopista: 13 millas (20,92 kilómetros) cerca de Dallas, entre Fort Worth y Tarrant, la NTE, una concesión ganada por Ferrovial, a través de Cintra, para construir y gestionar un pasillo central en un tramo muy congestionado: un atasco de 6 de la mañana a 5 de la tarde.

"Es un reto tremendo, un proyecto de 3.000 millones de dólares; vamos a ampliar la autopista y meter dos carriles por sentido, por dentro, de peaje dinámico. La tarifa es libre, según la congestión. Hay que garantizar que los coches van a 50 millas por hora (80,46 kilómetros). Si van más despacio, subes la tarifa; te entran menos coches y los que hay circulan mejor".

La ingeniera triunfa en EE UU al frente de un nuevo plan de autopistas

Qué entusiasmo hablando de una autopista, de un peaje. El pobre arroz -"¡está buenísimo!"- llama desde el plato, pero el asfalto llena la boca y los ojos de Belén, que hizo Caminos en Valencia. "Estudié un montón. No llevé la típica vida... ¿Tú hiciste Filosofía? ¡No vas a comparar!". Por supuesto que no.

"Siempre me habían gustado las matemáticas, la física. Pero en 1999 encontré trabajo en Cintra y entré en la infraestructura de transportes. Ahora no lo cambiaría por nada". Cuando la empresa ganó la gestión de la Skyway de Chicago "le dije a mi jefe: 'Si quieres a alguien, me presento'. Me dijeron que sí y me fui de directora de operaciones. Me gusta vivir fuera. Sólo tenemos una vida: si la pasamos siempre en el mismo sitio..."

"Me encantan las autopistas", dice, como si no se notara. "Haces cosas que se ven, que quedan. Das servicio a una comunidad que lo necesita. Las autopistas comunican a la gente. La obra pública es gratificante, da un servicio".

La NTE empieza a construirse en septiembre y estará lista en 2015. Marcos está ahora en el proceso de expropiaciones -"mi pesadilla"- y en seguida empezará a diseñar el peaje, "complicado, por lo de las tarifas variables". Sólo será electrónico. "El que tiene tarjeta paga así y el que no, se hace un vídeo y te envían la factura a casa. Cuesta algo más caro. En EE UU las cabinas de peaje están desapareciendo. A la gente no le gusta hacer colas".

No ha encontrado pegas por ser española y mujer, "pero lo de ser joven... En EE UU, 10 años de experiencia es poco para dirigir un proyecto. Yo les digo que en España funciona así". ¿Qué le gusta de trabajar allí? "La gente es muy profesional. Y las reuniones no son eternas, como en España. Nadie se pone a divagar. Hay una cultura de que los temas no se discuten más de lo necesario".

Le gusta "encontrar soluciones a imprevistos, pensar sin caer en lo trillado". Y cocinar. "De todo, probar cosas nuevas. Me aburro bastante rápido, también en el trabajo. Estoy en la empresa ideal, porque es muy común cambiar cada dos o tres años". A veces guisa para su marido y sus hijos, de 2 y 3 años, aunque tiene poco tiempo y mucha oferta: "En EE UU comes de todo, pero el marisco, el pescado de España...".

La Albufera. Madrid

- Chipirones con cebolla caramelizada: 10,28 euros.

- Arroz con bogavante, coliflor y habitas: 41,12.

- Aperitivo, pan, agua, cafés: 22,60.

Total con IVA: 74 euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 30 de junio de 2010

Más información