ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

lunes, 21 de junio de 2010

Ocho mil personas denuncian los recortes a las sociedades musicales

"El Consell comete el mayor error político desde la vuelta de la democracia"

Unas ocho mil personas participaron ayer por la mañana en Valencia en los actos organizados por la Federación de Sociedades Musicales de la Comunidad Valenciana (FSMCV) contra los recortes del Consell a las ayudas públicas a las escuelas de música. Representantes de 150 sociedades musicales de toda la Comunidad Valenciana se dieron cita en los jardines del Turia en Valencia junto al Palau de la Música a lo largo de toda la mañana en respuesta a una apresurada convocatoria para expresar su oposición a la orden de subvenciones publicada el pasado 2 de junio en el DOCV. Las ayudas a las que optan 280 escuelas de música sin ánimo de lucro que forman a 60.000 alumnos en toda la Comunidad Valenciana caen un 54% entre 2009 y 2010. Pero la cosa viene de largo. Un año antes, la caída fue del 20%. Y otro tanto el ejercicio anterior...

Josep Francesc Almería, presidente de la FSMCV, describió la dramática situación que atraviesan las escuelas de las sociedades musicales que podrían verse abocadas a despedir al 70% de sus 3.000 profesores. Semejante recorte llevaría aparejado el cierre de, al menos, el 25% de las escuelas. Almería denunció el "patente desinterés del consejero de Educación, Alejandro Font de Mora, hacia la actividad de las sociedades musicales" y reclamó su inmediata dimisión.

Pedro Rodríguez, vicepresidente de la federación, fue más explícito. "Sólo tenían que habernos dedicado una mínima parte de los cinco mil millones de euros que se han gastado los últimos años en grandes eventos y las sociedades musicales valencianas habrían sido algo valorado como único en todo el mundo", dijo Rodríguez, "el Consell comete el mayor error político de la historia de la Comunidad Valenciana desde la restauración de la democracia".

Seis tambores sacudían al público girando en torno del estanque que enfrenta al Palau de la Música. Distintos grupos de alumnos, algunos muy pequeños, interpretaban breves piezas entre las columnas que coronan uno de los extremos de la lámina de agua. Un gran escenario, en el otro extremo, esperaba la actuación de la Banda de Música de la Federal. "¿A quién le puede molestar esto?", se preguntó perplejo Pedro Rodríguez.Los 40.000 músicos censados en la Comunidad Valenciana representan la mitad de todos los músicos de España, una riqueza que reivindicaron todos los oradores que participaron en la vertiente institucional del acto organizado por la FSMCV.

Pedro Rodríguez reivindicó los valores de participación y equipo que trasladan las sociedades musicales a sus alumnos y denunció la absoluta desidia institucional que se desliza hacia "la desaparición de un modelo de enseñanza abierto y de calidad que eleva el nivel artístico de todo el pueblo".

Niños de Sumacàrcer, de Pedreguer o de Sueras leyeron un manifiesto, que por problemas de megafonía apenas se pudo escuchar, elaborado por la FSMCV que concluye: "Cuando los gobiernos no protegen y desarrollan la cultura de sus propios pueblos pierden la dignidad para gobernarlos".

Una veintena de miembros de la Filarmónica de Callosa del Segura extendieron una pancarta. En un extremo, una clave de sol. En el otro, un traje de músico. "No, no queremos decir nada, sólo que los trajes para la banda también los pagamos nosotros. Como los instrumentos. ¿Sabes cuanto cuesta un fagot? Un millón de pesetas. Seis mil euros que pagan las familias de su bolsillo sin ningún tipo de ayuda".

La FSMCV estima que las subvenciones públicas apenas permitirán cubrir un 12% del gasto ordinario de las escuelas públicas este año. Pero a Roque Illán, presidente de la Filarmónica de Callosa del Segura, las cuentas le salen aún peor. "Yo tengo poco más de cien alumnos y 14 profesores. Con 60 euros por alumno ingreso 6.000 euros y sólo los seguros sociales de los salarios de los 14 profesores suman 10.000. Eso está en las tablas". Illán estima que podrá cubrir el 8,5% de los costes de la escuela. "El 18 y el 19 rescindimos los contratos a los profesores, que son temporales. Ya veremos el año que viene...".

La Filarmónica de Callosa de Segura afronta, además, la competencia desde hace dos años de una nueva escuela de música municipal. "El Ayuntamiento lleva tres años sin pagarme las ayudas a la que tengo derecho. Hace tres años necesitaba dos aulas más. Las pedí al Ayuntamiento. Ya veremos, me dijeron. Y al año siguiente, abrieron la escuela municipal, una guardería con música. Resultado: De 180 alumnos, he pasado a 114 en este curso".

La actuación de la Banda de la Federal de las federaciones musicales puso el colofón a una mañana reivindicativa en Valencia. / JESÚS CISCAR

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana