Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Real Madrid, 1 Estudiantes, 0

El equipo blanco jugará en la Caja Mágica mientras el colegial carece de pista para la próxima temporada

La Caja Mágica ya tiene inquilino fijo. El presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, firmó ayer un acuerdo con la empresa pública Madrid Espacios y Congresos por el que el club alquilará la cancha más moderna del mundo para su equipo de baloncesto durante cinco años. La celebración de los próximos 37 partidos de la temporada le costará al club, con IVA, 1.150.000 euros.

La firma del acuerdo, en lal que estuvo presente el alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, fue recibida con preocupación en el entorno del equipo del Estudiantes. Con casi 10.000 abonados, el club madrileño aún no sabe dónde jugará la próxima temporada. Tras abandonar el Palacio de Vistalegre en 2005, el equipo disputaba sus partidos en el Madrid Arena, pero su contrato finaliza el 30 de junio. Fuentes conocedoras de la negociación indican que la empresa pública responsable de ese espacio y de la Caja Mágica, Madrid Espacios y Congresos , ya les ha comunicado que no hay intención de renovarlo.

La razón es la que ayer apuntó tímidamente el presidente de esa empresa pública, Luis Blázquez, que vino a decir que mientras que la Caja Mágica iba a especializarse en el deporte, el Madrid Arena se debía dedicar a espectáculos musicales. "La contratación de eventos musicales y similares a largo plazo no es compatible con reservas deportivas si no tienen fechas ciertas también a largo plazo", confirman fuentes de la empresa.

En la cúpula del Estudiantes, a 15 días de quedarse sin cancha, reconocen que están "muy preocupados", porque la Federación Española de Baloncesto ya les reclama el calendario de los partidos con el lugar de celebración y no pueden contestarle.

El hecho de que el Real Madrid, haya ganado la Caja Mágica no solo les ha quitado a los colegiales una alternativa con la que contaban, sino que les obliga a peregrinar una vez más desde que salieron del Antonio Magariños.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Miércoles, 16 de junio de 2010