Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Tecnología

El nuevo iPhone, más delgado y listo

Apple incorpora dos cámaras a la cuarta versión de su 'teléfono inteligente'

Apple presentó ayer la nueva versión, la cuarta, de su teléfono iPhone, que se pondrá a la venta en Estados Unidos el 24 de junio y también en Francia, Alemania, Reino Unido y Japón. En julio llegará a España y a otros países de Europa como Bélgica, Italia y Suecia. En una esperada comparecencia pública en San Francisco (California), el consejero delegado de la empresa, Steve Jobs, exhibió lo que denominó el "teléfono inteligente más delgado del mundo", un artilugio dotado de una avanzada tecnología y un diseño totalmente renovado.

El iPhone 4 tendrá dos cámaras : una delantera y una trasera, con flash, zoom y 5 megapíxeles de resolución, capaz de grabar vídeo de alta definición. Y además, permitirá la videollamada. El nuevo modelo de batería, de mayor tamaño, mejorará en un 40% su autonomía: siete horas de conversación y seis horas de navegación 3G por Internet. Mejora notablemente su capacidad para cargar juegos, pues incluirá un giroscopio, que le faculta para simular la rotación gravitatoria.

El nuevo modelo llegará a EE UU el 24 de junio y a España, en julio

El nuevo sistema operativo del teléfono de Apple permite simultanear la ejecución de más de una aplicación a la vez, algo imposible hasta la fecha. Además, admite la edición de vídeos en el mismo teléfono, a través del programa iMovie, e incorpora en él la librería de iBooks, comercializada inicialmente a través de la tableta iPad, lo que hace del iPhone un dispositivo, también, de lectura de libros. Ese software también se podrá instalar libremente, además, en los modelos 3G y 3GS de los usuarios que ya tengan un iPhone, a partir del 21 de junio. Apple dejará de fabricar el modelo 3G y solo mantendrá el 3GS de 8 gigas.

A pesar del secretismo habitual de Apple a la hora de desvelar sus nuevos productos , la presentación del iPhone 4 ha sido la estrategia comercial más accidentada de la historia reciente de la empresa. Por primera vez, un producto vio la luz antes de que lo presentara Jobs. Todo, por el fatal descuido de un ingeniero y la compra del prototipo por parte de la página web especializada Gizmodo.

El 19 de abril, Gizmodo anunció que había comprado un prototipo de iPhone 4 por 5.000 dólares (4.200 euros) y publicó fotos del modelo en su web. Los abogados de Apple exigieron que les fuera devuelto y Gizmodo cumplió. A los tres días de la publicación, agentes de la policía federal y estatal de California registraron la casa de Jason Chen, autor del artículo publicado en Gizmodo. Le requisaron diversos ordenadores y dispositivos electrónicos.

Gizmodo reveló a los agentes que le había pagado el dinero a un tal Brian Hogan, que a su vez dijo que se había encontrado el teléfono en un bar de Silicon Valley, donde lo había dejado un ingeniero el día que celebraba su 27 cumpleaños. Apple, sin embargo, tiene otra versión.

"Hay un debate sobre si se dejó en un bar o si fue robado de su bolso. No sé la respuesta", dijo Jobs en una conferencia el pasado 2 de junio. "Se trata de una historia increíble: hay robo, hay venta de propiedad robada, hay extorsión. Estoy seguro de que debe haber algo de sexo por ahí metido. ¡Alguien debería hacer una película!". Finalmente, él mismo presentó el modelo, aparentemente idéntico al desaparecido, en su comparecencia.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Martes, 8 de junio de 2010