Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:MICHAEL KING | Psiquiatra y profesor en la UCL | Vida & Artes

"Sabemos cómo tratar este mal, pero no cómo prevenirlo"

Para Michael King (Nueva Zelanda, 1960) reducir la prevalencia de la depresión en el mundo es uno de los grandes retos de la salud pública en el siglo XXI. En esta línea, King, uno de los responsables del test PredictD, lleva años investigando la atención primaria de la salud mental. "Aunque sabemos cómo tratar la depresión, no sabemos cómo prevenirla. Tenemos fórmulas para prevenir otras enfermedades como las cardiacas pero ninguna para prevenir el riesgo de depresión grave", explica este psiquiatra y profesor del departamento de Ciencias sobre la Salud Mental de la Universidad College de Londres (UCL).

Junto a investigadores británicos, King desarrolló en 2008 una herramienta que evalúa el estado emocional y predice el riesgo de caer en una depresión. El PredictD está colgado en Internet (www.ucl.ac/predict-depression) y en tan sólo 10 minutos te permite saber qué riesgo tienes de padecer depresión en los próximos meses. El objetivo es que médicos y hospitales usen este método fácil y económico para identificar a personas con riesgo de padecer una depresión, y para quienes la prevención sería de gran ayuda.

Cada vez se tiene menos capacidad para afrontar el dolor

Ellas son más expansivas y no tienen problema en solicitar ayuda

El método se basó en los índices de riesgo de cardiopatías, los cuales ofrecen una estimación del porcentaje de riesgo durante un periodo. El algoritmo fue probado en 6.000 personas que visitaron a su médico de familia en seis países de Europa (Reino Unido, España, Portugal, Países Bajos, Eslovenia y Estonia).

King ha viajado a Barcelona para evaluar unos ensayos relacionados con varios estudios nuevos sobre prevención. Junto a él ha estado Juan Bellón, profesor asociado del Departamento de Medicina Preventiva de la Universidad de Málaga, y el encargado de difundir en España la herramienta preventiva diseñada por el psiquiatra neozelandés.

La depresión es la segunda enfermedad, después de las cardiovasculares, que más discapacidad induce a nivel poblacional. Los tratamientos actuales logran reducir un 20% esta carga. Por eso, los especialistas inciden en que hay que hacer cosas diferentes al tratamiento convencional para evitar esa discapacidad. "Los centros de familia son imprescindibles en la aplicación de este estudio de prevención porque es allí adonde van las personas a pedir consejo y a consultar sus síntomas", señala King, que incide en que la estigmatización de la enfermedad en algunos casos complica el estudio.

El PredictD traspasa las fronteras europeas. Actualmente se están introduciendo ensayos también en países como India y China, donde su impacto podría ser decisivo por las dimensiones de estos países, y por la importancia de la medicina familiar y local. "La prevención antes de que aparezca la depresión permitiría aplicar tratamientos terapéuticos. Si la gente sabe el nivel del riesgo que tiene de padecer depresión es posible que pueda cambiarlo y actuar en la medida de lo posible para poder evitarlo", explica King, que ha investigado la terapia cognitiva conductual.

Para King en el tratamiento de las depresiones no hay distinción entre hombres y mujeres. "En cambio en la prevención sí podría haber diferencias porque las mujeres son más propensas a hablar de sus problemas y esta actitud facilita el diagnóstico".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de junio de 2010