Selecciona Edición
Iniciar sesión
Reportaje:

Jobs: "No quiero un país de 'blogueros"

El creador del iPad cree que la prensa podría cobrar sus contenidos en Internet a precios "competitivos" - "Necesitamos el criterio editorial más que nunca", dice

El consejero delegado de Apple, Steve Jobs, alertó el martes sobre el riesgo de un Internet convertido "en una nación de blogueros", sin criterio editorial y carente de fuentes fiables, y animó a las empresas informativas a cobrar por sus contenidos, pero con un precio razonable, en un evento organizado por el diario The Wall Street Journal, propiedad del magnate Rupert Murdoch.

"No quiero ver cómo descendemos a una nación de blogueros. Necesitamos el criterio editorial más que nunca", afirmó. "Estaré a favor de todo lo que podamos hacer para ayudar a los periódicos a encontrar nuevas formas de expresión", afirmó el creador del iPad, la tableta electrónica vista como un soporte de futuro por los medios.

Hasta la fecha, el gran debate sobre el futuro de los medios lo han protagonizado el propio Murdoch -que cobra por parte del contenido online de The Wall Street Journal y comenzará a hacer lo mismo con el Times y el Sunday Times de Londres a finales de mes-, y Google, el gran buscador que gestiona el mayor agregador de noticias de la Red. Pero Jobs decidió terciar en el asunto, dándole la razón a Murdoch en su comparecencia pública en la conferencia All Things Digital, en Rancho Palos Verdes, California. "La gente está dispuesta a pagar por el contenido que consume. Creo que sucede en el campo de la música y creo que sucede en el contenido informativo".

Muchos analistas han querido ver en el iPad, lanzado en EE UU en abril y en España a finales de mayo, una salvación para los diarios tradicionales. Jobs opinó sobre ello: "Tenemos muchos encargos en mente para el iPad, pero una de mis más fuertes creencias es que cualquier democracia depende de una prensa fuerte y sana". El riesgo opuesto sería una Red en la que la información se sustentara sobre las opiniones personales de millones de blogs. Jobs cree que el iPad puede ayudar, a través de aplicaciones que permiten cobrar por el acceso a diarios tradicionales. Eso sí, "el precio debe ser competitivo", advirtió. Es decir, mejor llegar a muchos con precios bajos.

Apple se distancia así de la posición oficial de Google. En su comparecencia, Jobs admitió que las relaciones con el mayor buscador de Internet no pasan por su mejor momento: "Decidieron competir con nosotros. Y es lo que están haciendo".

En los últimos meses, Google ha comercializado su propia versión de un teléfono táctil, el Nexus One, similar al iPhone. Ha introducido en el mercado su propio sistema operativo, Chrome OS, y ha mostrado su disposición a experimentar con las tabletas. A Jobs, sin embargo, no le preocupa: "Lo único que queremos es que nuestro producto sea mejor que el suyo... y lo es". Cuando se le preguntó si se siente traicionado por Google, bromeó: "Mi vida sexual está bien, gracias".

No todo fueron bromas, sin embargo. Jobs respondió públicamente a la oleada de suicidios -10 en lo que va de año- que asuelan una fábrica de la empresa Foxconn en Shenzen (China), donde se fabrican el iPhone y el iPad. "Es algo muy preocupante", dijo Jobs, "pero no es una fábrica donde se explote a los trabajadores". En respuesta al escándalo, Foxconn ha aumentado el sueldo a sus empleados en un 30%.

Jobs vaticinó también que los nuevos formatos que se están probando ahora, como las tabletas portátiles, acabarán dejando anquilosados a artilugios como los ordenadores personales, o PC. "Cuando éramos una nación agraria", dijo, "todos los coches eran camiones. A medida que la gente se mudó a los centros urbanos, la gente comenzó a asumir el uso de los automóviles. Creo que los PC serán como los camiones. Menos gente los necesitará. Y eso incomodará a algunos".

* Este articulo apareció en la edición impresa del Jueves, 3 de junio de 2010