Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
La reestructuración del sistema financiero

Caja Madrid pedirá hasta un máximo de 3.000 millones al fondo de rescate

La entidad negocia sumar a la fusión fría a Caja Badajoz y Caja Círculo de Burgos

Caja Madrid considera que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) es una oportunidad única y no lo dejará escapar. La entidad presidida por Rodrigo Rato ha firmado una fusión fría (Sistema Institucional de Protección, SIP) con Caja Segovia, Caja Ávila, Caja Rioja, Laietana e Insular de Canarias con la que formaría una entidad de 227.561 millones de activos. Caja Madrid estudia pedir entre 2.500 y 3.000 millones al FROB antes del 15 de junio, según fuentes financieras. Este dinero se paga al 7,75% el primer ejercicio más 0,15 puntos anuales, y hay que devolverlo en cinco años como máximo. La inmensa mayoría de este dinero sería para la caja madrileña. Si pide 3.000 millones deberá pagara unos 220 millones al año de intereses. El plan es devolverlos en menos de dos ejercicios, salvo que sea imposible encontrar recursos en el mercado.

BBK y Kutxa, contra la fusión de las tres cajas vascas que pide la Vital

Caja Madrid negocia incorporar a su SIP a Caja Círculo Católico de Burgos (5.200 millones de activo) y a Caja Badajoz (4.250 millones de balance), así como una posible tercera entidad. Entre las tres sumarían unos 13.000 millones en activos. El SIP es una fusión donde se ponen en común, en un banco, el capital, los beneficios y un compromiso mutuo de defensa de la solvencia. Aparte quedan las redes de oficinas de los territorios propios, la obra social y los consejos de administración.

La entidad presidida por Rato quiere aprovechar el dinero público para sanear todos los balances y elevar las provisiones, siguiendo la nueva normativa del Banco de España. El supervisor ha endurecido las provisiones necesarias cuando la entidad se queda con inmuebles como pago de deudas. La fusión de Caja Madrid quiere formar un banco capaz de hacer frente a las nuevas normas de capital, más exigentes que las actuales.

El FROB tiene establecido que si la entidad más grande no eleva su activo más del 25% no puede acceder al fondo. Caja Madrid podría no cumplirlo. Sin embargo, el Banco de España ha dado su conformidad a la caja para que reciba el dinero que solicite.

La petición se hará antes del 15 de junio, aunque no se formalizará el proyecto hasta mediados o finales de julio. Caja Madrid cree que puede haber más oportunidades de compra en la segunda vuelta del partido, es decir, cuando se compren entidades que han quedado solteras, como Bancaja, o algunos SIP que no encuentren una salida clara. El objetivo último es consolidar una entidad de unos 300.000 millones de balance, es decir, 70.000 millones más que ahora, un incremento del 40%. La Caixa es líder ahora con un activo de 280.000 millones, sumado el balance de Caixa Girona.

Por otro lado, la Junta de Castilla y León manifestó ayer su oposición a la unión de Caja Ávila y Caja Segovia en un grupo liderado por Caja Madrid. El PSOE, en la oposición, también está en contra. Han empezado las dimisiones en algunos consejos. Las dos cajas no pueden continuar solas y deben presentar un plan de fusión ante el supervisor en 15 días, informa Aurelio Martín.

La semana pasada, Caja Ávila y Caja Segovia rechazaron unirse a Caja Navarra, donde está Caja Burgos y CajaCanarias, para negociar con Caja Madrid. Ayer, el vicepresidente de la Junta y consejero de Economía, Tomás Villanueva, dijo: "Estas decisiones no responden a criterios económicos o financieros", sino a consideraciones "de grupos de presión" y a "cuestiones personales". Los presidentes de las dos cajas sostienen que el SIP de Caja Madrid permite mantener más oficinas abiertas en la región.

Por otro lado, la BBK y la Kutxa se opusieron a los deseos de la socialista Caja Vital (y del Gobierno vasco), de hacer una fusión entre las tres. Prefieren centrarse en superar la crisis.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de junio de 2010