Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La reconstrucción mamaria perfecta

El Virgen del Rocío realiza operaciones con éxito basadas en tecnología 3D

Cuando ingeniería y medicina trabajan juntas los beneficios para el paciente pueden ser asombrosos. En el hospital Virgen del Rocío de Sevilla, la Unidad de Cirugía Plástica y Quemados (UCPQ) está utilizando con éxito una herramienta de realidad virtual, basada en tecnología 3D, que -aplicada a la reconstrucción mamaria- obtiene unos resultados que asombran a propios y extraños por la perfección de la mama reconstruida y por su eficiencia, ya que las complicaciones posoperatorias, prácticamente, no existen.

Lo novedoso de esta herramienta exclusiva, denominada VirSSPA (Virtual Servicio Sanitario Público de Andalucía), desarrollada en colaboración con ingenieros de la Fundación Alcalá Innova y de la Universidad de Sevilla, es que permite a los cirujanos plásticos, especializados en microcirugía, disponer previamente al acto quirúrgico de una representación en tres dimensiones de la mama -es decir, como si ésta fuera real- que será reconstruida más tarde, a partir del trozo de tejido (colgajo, en el argot quirúrgico) extraído del abdomen de la paciente.

El riesgo de sufrir infecciones y trombos posteriores es mucho menor

Una imagen de TAC (tomografía axial computerizada) de la zona abdominal de la enferma, posteriormente tratada con la herramienta VirSSPA, le ofrece al equipo médico que realiza la operación "tal cantidad de información", explica Tomás Gómez Cía, director de la UCPQ, "que, cuando entramos al quirófano, ya sabemos perfectamente por dónde hay que cortar, dónde están los vasos principales o en qué posición debemos colocar el colgajo para evitarle a la paciente complicaciones posteriores y cómo conseguir que la mama sea lo más perfecta posible".

La herramienta VirSSPA viene a resolver uno de los principales inconvenientes con los que se encontraban hasta ahora los cirujanos que practican la microcirugía y cirugía reconstructiva. "Hay tal cantidad de vasos, que acertar con el más adecuado para la anastomosis [unión de dos de ellos] era hasta ahora un problema; siempre surgía alguna duda. Con la VirSSPA ya no ocurre así; esta herramienta nos permite localizar cualquier vaso, su recorrido, separarlo del resto de tejidos si queremos, estudiar el colgajo por capas o colocarlo en la forma que más nos convenga, repasar el caso en casa, en el autobús o en el despacho, siempre que tengamos a mano el portátil...", explica Purificación Gacto-Sánchez, MIR, a punto de concluir su formación en la UCPQ, y primera firmante de un trabajo que ha llamado la atención en Estados Unidos por los resultados que muestra, tras ser publicado en la revista Plastic and Reconstructive Surgery, la que se considera la Biblia de la cirugía plástica.

En este trabajo se comparan los datos de dos grupos de 35 mujeres, antes y después de la utilización del sistema VirSSPA, a las que se ha sometido a una reconstrucción de la mama. En todas las variables analizadas el VirSSPA mejora notablemente los resultados. Por ejemplo, el tiempo quirúrgico se reduce en más de dos horas (estas operaciones suelen durar 10 horas); se reduce asimismo el tiempo que se tarda en extraer el colgajo (de 217 a 130 minutos), también el tiempo de isquemia (tiempo que puede soportar un tejido desconectado del flujo sanguíneo) se reduce de 97 a 70 minutos. "Esto es muy importante porque nos evita complicaciones posteriores como infecciones o trombos", explica Gómez Cía.

Otras variables como el tratamiento analgésico al que debe someterse la paciente tras la operación, o el tiempo de estancia hospitalaria, se acortan también bastante con este sistema.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 31 de mayo de 2010