Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

El laberinto de la nueva Selectividad

Los alumnos se enfrentan con incertidumbre a unas notas de corte cuya puntuación máxima ya no es 10, sino 14 - Crecen las posibilidades de elegir exámenes optativos

Con la nueva prueba de acceso a la Universidad (Selectividad) que más de 200.000 bachilleres estrenan las próximas semanas, la nota máxima que puede conseguir un alumno ya no es 10, sino 14 (la nota de siempre más cuatro puntos extra que se pueden obtener haciendo exámenes voluntarios). Además, competirán en igualdad de condiciones con los alumnos que llegan a los campus desde la FP de grado superior.

Estos ya no tendrán un número de plazas limitado para ellos en cada carrera; sino que técnicos superiores y bachilleres competirán con sus notas medias de acceso por cada plaza: los primeros con su expediente de FP, y los bachilleres, con la media de la Selectividad y el bachillerato. "Este curso, los alumnos van un poco a ciegas, no saben cuál va a ser su puntuación final, sus notas de corte. Probablemente los del año que viene irán con mucha más información", dice José María Salguero, orientador del instituto público Juan de la Cierva de Madrid.

Pero empecemos por el principio. La parte obligatoria de Selectividad tendrá dos exámenes menos que antes. Ahora serán: Lengua y literatura; idioma extranjero (este año no habrá prueba oral, eso será a partir del curso 2011-2012); una materia de modalidad que elija el alumno, y otro examen de Historia de España o de Historia de la filosofía. Igual que siempre, los resultados de estos exámenes cuentan un 40% de la nota -la media del bachillerato computa el otro 60%- sobre una puntuación máxima de 10. Así, para los alumnos que opten a una carrera sin mucha demanda, en las que se entra con un simple aprobado (lo que constituye gran parte de la oferta universitaria), la cosa se pone incluso más fácil.

Pero si el alumno quiere estudiar una carrera muy demandada, se complica. Y no solo se trata de las clásicas como Medicina, Arquitectura o algunas ingenierías, sino de otras que en universidades concretas están muy disputadas. Por ejemplo, el año pasado hizo falta un 7,92 para entrar en Magisterio de enseñanza primaria en la Universidad de Alicante, o un 7,77 para estudiar Administración y Dirección de Empresas en la Pompeu Fabra. Si el estudiante se decide por una de estas, está empujado a presentarse a la nueva fase opcional de la prueba.

En ella, podrá hacer hasta otros cuatro exámenes de cualquier asignatura de modalidad del bachillerato (dependen de la vía elegida). De las notas de esas pruebas, al alumno le contarán las dos mejores. Pero solo si la materia de la que se ha examinado está dentro del área de conocimiento de la carrera que se quiere estudiar (ver gráfico). Por ejemplo, si un chaval saca un 10 en el examen optativo de Dibujo técnico, le sumaría un punto a la nota media para entrar en cualquier carrera de Arte y Humanidades o Ingeniería, pero no para entrar en las de Ciencias, Ciencias Sociales y Jurídicas o Sanitarias.

Pero, asimismo, ese examen optativo puede dar otro punto más si la universidad considera que esa materia es especialmente importante para estudiar cierta carrera. Así, ese 10 en Dibujo técnico valdría dos puntos extra para entrar en Arquitectura en la Universidad de Sevilla, pero solo uno para entrar en Historia. Así, la competición por una plaza en las carreras más demandadas no será con notas hasta 10, sino hasta el 14 (en el rarísimo caso de que alguien sacara la máxima calificación en todos los exámenes).

Por eso, nadie tiene claro cuáles serán las notas que abrirán la puerta a cada carrera el año próximo. A esto se suma el cambio en el acceso de los alumnos de FP. Por todo ello, el Gobierno ha tenido que hacer frente a quejas por posibles agravios comparativos con sucesivos retoques en la normativa. Para empezar, como a Psicología, Logopedia, Terapia Ocupacional e INEF las adscribieron el curso pasado a un área de conocimiento distinto, a muchos bachilleres ya no les servían para subir nota las materias que estaban estudiando. Por ello, y solo este año, todas las materias del bachillerato servirán para subir la nota de entrada a esas carreras.

Por otro lado, los alumnos que hicieron la Selectividad en años anteriores y se querían cambiar de carrera el próximo curso, se quejaban de que no pueden competir con su examen de cero a 10, con los que tienen la posibilidad de llegar a un 14. De ese modo, estos alumnos pueden, solo este año, elegir los exámenes de la Selectividad que ya hicieron para que les cuente para la subida de nota. Por último, los que llegan de la FP de grado superior, cuya nota de acceso es la media de su expediente en el ciclo formativo, también pueden elegir dos asignaturas cursadas en la FP para que su nota les cuente para subir la media (esas materias tienen que estar relacionadas con la carrera que quieren hacer).

Las fechas

- Madrid. Las pruebas de Selectividad serán los días 7, 9 y 10 de junio.

- Aragón, Cataluña y Baleares. 8, 9 y 10. Si se confirma la huelga de funcionarios del día 8, las fechas serán 9, 10 y 11.

- Comunidad Valenciana, País Vasco y Navarra. 9, 10 y 11.

- Cantabria. 10, 11 y 14.

- Castilla y León, Murcia y Castilla-La Mancha. 14, 15 y 16.

- Asturias y Extremadura. 15, 16 y 17 de junio.

- Andalucía, Canarias, La Rioja y Ceuta y Melilla. 15, 16, 17 y 18.

- Galicia. 16, 17 y 18.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 24 de mayo de 2010

Más información