ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

sábado, 22 de mayo de 2010

Nueva Ducati, viejo Hayden

El cambio en el motor de la marca italiana ha devuelto la confianza al ex campeón

Nicky Hayden fue campeón del mundo de MotoGP en 2006. La suerte no le ha vuelto a sonreír desde entonces, ni con la Honda con la que ganó su primer y único campeonato, ni con la Ducati a la que se subió en 2009. Pero algo está cambiando. El piloto de Kentucky, de 27 años, ha recuperado la confianza tras terminar cuarto en Qatar y Jerez. Y, sobre todo, tras superar en carrera a Casey Stoner. Era la primera vez que un compañero de equipo batía al australiano desde que Capirossi le venció en Japón, en 2007.

Las peculiaridades de la agresiva Desmosedici la habían hecho ingobernable hasta ahora. Sólo Stoner sabía pilotarla. El cambio de motor y los esfuerzos de Hayden y su equipo han obrado el milagro. "El increíble trabajo, la paciencia y el talento de Hayden le han ayudado a salir de la pesadilla que vivió en 2009 para gobernar una moto con tantas teclas", afirmaba Kevin Schwantz. Ducati ha cambiado la configuración del motor, de screamer a big bang, lo que supone un cambio considerable en la entrega de potencia.

El estadounidense llegó a Ducati el año pasado procedente de Honda, donde había disfrutado de una situación muy estable en un equipo que conocía perfectamente. "La comunicación era fluida. Hablaban el mismo idioma. Conocía muy bien la moto, los neumáticos... Y de golpe se metió en un garaje desconocido, con una moto bastante crítica", apunta Juan Martínez, ingeniero de pista de Hayden. Y acusó el cambio. "La comunicación con los ingenieros es buena. Me han ayudado mucho. Ahora me escuchan", dejaba escapar el corredor hace unas semanas, en Jerez, feliz porque empezaba a asomar la cabeza -terminó el Mundial de 2009 en la 13ª posición-. No era una crítica. Más bien un reconocimiento a sus ingenieros, que han logrado que vuelva a ser competitivo. "Tantos cambios hicieron que Nicky empezara dudar de todo lo que le rodeaba. Tanto que acabó dudando de sí mismo", analiza Martínez, uno de los artífices de esa resurrección.

Ducati ha hecho posible el cambio. Y también Stoner. La relación de ambos es buena: "La información fluye de un lado del taller al otro". Cabe una duda: ¿perjudicará a Stoner el cambio de motor? "Pese al cambio de concepto, el motor no pierde prestaciones". El australiano hizo el segundo mejor tiempo ayer en los primeros entrenamientos libres del Gran Premio de Francia que se disputa mañana; Hayden, el séptimo. El siguiente paso es sacar más conclusiones en Le Mans.

Hayden, durante el entrenamiento de ayer en Le Mans. / AP

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana