Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lasquetty inaugura el primer centro de salud financiado con los fondos del Plan E

El centro de salud número 67 que se pone en marcha desde que Esperanza Aguirre gobierna (2003). Así se publicitó ayer la inauguración del consultorio (centro de salud rural) de Morata de Tajuña. "Ha supuesto una inversión de casi 1,2 millones", decía la nota de prensa que informaba de la apertura del centro. Pero olvida la salvedad de que ese dinero no procede de los presupuestos regionales, sino de los fondos del Plan E estatal.

El de Morata es el primer centro de salud pagado con dinero del Fondo Estatal de Inversión Local que se inaugura, pero no será el último. El de Arroyo de la Legua (Alcobendas) está a punto de terminarse y hay otros dos, uno también en Alcobendas y otro en Galapagar, que se construirán este año con cargo a los fondos estatales.

El Plan E aprobó en febrero del año pasado destinar 1.147.388 euros a la "ampliación del consultorio municipal y dependencias para servicios sociales". Prácticamente todo el dinero que dedicaba a Morata se gastó en ese proyecto, excepto los 53.000 euros que se dedicaron a suprimir barreras arquitectónicas en el polideportivo. El pleno del Ayuntamiento adjudicó la obra en marzo de 2009 a FCC.

El Gobierno de Esperanza Aguirre está usando fondos del Plan E para pagar algunos de los 55 ambulatorios que prometió para esta legislatura. El "truco" consiste en devolver las parcelas que los ayuntamientos ya le habían cedido para que construyera los centros (la sanidad es competencia regional). Con la titularidad nuevamente en manos del Consistorio, este incluye el proyecto en la lista que envía al Ministerio de Política Territorial y la Comunidad elabora el proyecto arquitectónico, de forma que el Ayuntamiento solo tiene que licitar la obra. Una vez construido el centro, la Consejería de Sanidad lo dota con medios y profesionales y lo gestiona. El mes pasado Aguirre inauguró otro ambulatorio en Las Rozas financiado por el propio Ayuntamiento.

El nuevo centro, que ayer inauguró el consejero de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty, cuenta con dos consultas de Medicina de Familia dos de Pediatría y una sala de urgencias. La plantilla, informó ayer Sanidad, está formada por cuatro médicos de familia, dos enfermeras, una pediatra y dos auxiliares administrativos. Atenderán a una población de 7.283 vecinos.

El grupo municipal socialista se abstuvo en la votación que decidió financiar el proyecto con cargo al Plan E, según explicó su portavoz, Laura Castejón. "El pueblo necesitaba otras cosas, como una casa de la juventud. Es una competencia impropia. El consultorio lo tendría que haber pagado la Comunidad", afirmó. El alcalde, Mariano Franco (PP), defendió que la necesidad "acuciante" justificaba la inclusión en el Plan E. "Cuando un vecino necesita algo, no me importa quién lo financie", añadió.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 20 de mayo de 2010