Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía investiga el intento de soborno de Correa en Las Rozas

El regidor asegura que la trama Gürtel le ofreció 2,1 millones por un contrato

La unidad de blanqueo de capitales de la Policía ha abierto una investigación por las declaraciones del alcalde de Las Rozas, Bonifacio de Santiago (PP), a este periódico en las que aseguraba que Francisco Correa, el jefe de la trama Gürtel, había intentado sobornarle.

El regidor de Las Rozas (86.300 habitantes) declaró el pasado jueves 6 de mayo a EL PAÍS que Correa le ofreció ganar 350 millones de pesetas (2,1 millones de euros) por conceder el contrato de recogida de basuras y de limpieza urbana a la empresa SUFISA, uno de cuyos directivos aparece como imputado en el caso Gürtel por el supuesto pago de comisiones ilegales a cambio de contratos en ayuntamientos gobernados por el Partido Popular.

Los agentes han remitido la información al juez Pedreira

El sumario del 'caso Gürtel' no recoge esta supuesta oferta del líder de la trama

Por esta operación, el líder del Gürtel, que se encuentra en la actualidad en prisión, se habría llevado otros 50 millones de pesetas (300.000 euros).

La historia se remonta a febrero de 2003, cuando la secretaria del alcalde de Las Rozas le comunicó que Francisco Correa quería reunirse con él. El regidor aceptó y le recibió en su despacho. Allí, Correa se interesó por si el Ayuntamiento iba a sacar a concurso el servicio de basuras. Ante la respuesta positiva de De Santiago, su interlocutor hizo entonces la oferta: "Te ofrezco 250 millones de pesetas si la que gana es la empresa SUFISA", asegura el alcalde que le dijo Correa. Siempre según sus declaraciones, el regidor le dijo al empresario que saliera de su despacho y después dio instrucciones a su equipo para que no volviera a tener una reunión con él.

El alcalde ratificó su versión en una de las respuestas que dio a los internautas que participaron en la entrevista digital que programó ELPAÍS.com: "Sí. En febrero de 2003 el señor Correa fue a mi despacho a ofrecerme dinero para adjudicar el contrato de limpiezas y recogida de residuos sólidos urbanos. Mi respuesta fue echarle de mi despacho, eso sí, amablemente, y lo puse en conocimiento de mis concejales", dijo De Santiago.

Tras tener conocimiento de estas declaraciones, la unidad de blanqueo de capitales las ha remitido al juez Antonio Pedreira, instructor del caso Gürtel en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, por si considera oportuno abrir una investigación, ya que la historia no está incluida dentro del sumario del caso y hasta ahora sólo se conocía en círculos del Partido Popular y del Ayuntamiento de Las Rozas.

A pesar de esta negativa del alcalde de Las Rozas, la trama que dirigía Francisco Correa siguió intentando hacer negocios con el Ayuntamiento de la localidad. Así, según fuentes del gobierno municipal, presentaron dos proyectos para dirigir la Oficina de Atención al Ciudadano, ambas rechazados por la intervención directa del De Santiago.

También se dirigieron a Javier Espadas, concejal popular en ese momento del Urbanismo (ahora es el responsable de Seguridad y Protección Ciudadana), para intentar hacerse con la Oficina de Atención al Ciudadano. Tras una primera negativa, la trama lo intentó semanas más tarde con un nuevo proyecto y con contrapartidas para Espadas si su petición era aceptada. Entre ellas, le ofrecieron pasar un fin de semana en el chalé de Marbella que poseía Correa y un paseo en yate.

Al conocer la oferta, el alcalde advirtió a su edil: "No te puedo quitar de concejal, pero como me entere de que te vas a Marbella te quito todas las delegaciones de inmediato". Espadas no aceptó la oferta de la trama de Correa.

La empresa SUFISA sí consiguió, en cambio, diversos contratos en Boadilla del Monte, Majadahonda y Alcalá de Henares, según consta en el sumario del caso Gürtel. También logró hacerse en el año 2002 con el servicio de limpieza del distrito de Moratalaz, en la capital, cuando el concejal del área era entonces Alberto López Viejo, ex consejero de la Comunidad de Madrid y uno de los imputados en la causa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de mayo de 2010