Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Herta Müller compara Víznar con las fosas de Bosnia

La Nobel de Literatura Herta Müller comparó ayer los miles de cadáveres del barranco de Víznar (Granada) con los muertos de las fosas de Bosnia. Müller inauguró el VII Festival Internacional de Poesía Ciudad de Granada. La escritora rumano-alemana, última ganadora del Nobel, mostró, no sólo leyó, algunos de sus poemas (collages) en el teatro Isabel la Católica.

Son "palabras comunes que se combinan y salen de lo común para formar poemas". Las recorta de periódicos y revistas. Y lo que empezó como una afición en sus viajes de tren hace 20 años es todo un hábito de creación.

El corresponsal de EL PAÍS en Berlín, Juan Gómez, fue el encargado de entrevistar a la poeta y novelista nacida en 1953 en Rumania, pero afincada en Berlín desde 1987. Huyó de su país por la defensa que hizo de los derechos de la minoría alemana. Su prosa es más dura, pero los poemas le permiten dar a conocer su lado más alegre. "En mi vida se han roto muchas cosas y esta técnica me permite reconstruir", explicó tras leer varios de los collages.

En su primera visita a España después de recibir el premio, la autora de La bestia del corazón visitó el paraje situado entre Víznar y Alfacar para recordar al poeta Federico García Lorca y conocer el lugar en el que fue asesinado. Lo hizo horas antes de la inauguración del festival y estuvo acompañada por su marido y los directores del encuentro, Fernando Valverde y Daniel Rodríguez Moya.

En el barranco de Víznar, en el que yacen los restos de miles de fusilados durante la Guerra Civil, Müller se emocionó y comparó el lugar con Bosnia, un país con multitud de fosas comunes de las víctimas de la guerra entre 1991 y 1995. También acudió al parque de Alfacar que lleva el nombre del poeta y preguntó por las circunstancias que rodearon su muerte.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 12 de mayo de 2010