Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Consell es responsable civil en el 'caso Catral', según un experto

El Consell y el Ayuntamiento de Catral podrían ser responsables civiles de los daños causados a los dueños de las 1.272 casas ilegales levantadas en la huerta de este municipio de La Vega Baja. Esta posibilidad jurídica ha sido corroborada por un catedrático de Derecho Administrativo y Urbanístico de la Universidad de Alicante consultado por la Asociación Europea de Consumidores de Urbanismo (AECU), entidad que llevó el caso a los tribunales en 2004.

Seis años después, ante el estancamiento de la investigación judicial y el anuncio del Ayuntamiento, gobernado por el PP, de repercutir en los dueños de las casas los gastos de la regularización de las viviendas ilegales, el colectivo se plantea recurrir a la vía de lo contencioso-administrativo para que sean el Consistorio y el Consell los que asuman ese coste. De acuerdo al criterio del mencionado catedrático, El Ayuntamiento de Catral es responsable "como poder público local, y autoridad urbanística competente", precisa una nota de AECU. Mientras, el Consell también es responsable y puede ser demandado, ya que tiene competencia subsidiaria y superior concurrente. "Ambos son responsables civiles subsidiarios al menos por omisión al no aplicar las medidas prevista en la legislación urbanística valenciana y por consentir e incluso a animar de facto el urbanismo salvaje", añade el comunicado.

Legalización

Según AECU sólo existen dos vías para la legalización de una infracción urbanística, la demolición o cambiar la ley para su regularización. "En Catral, el Ayuntamiento y el Consell han optado por esta segunda opción, pero cargando al comprador engañado casi todos los costes de la legalización", explica la entidad. Los propietarios de las casas, en su mayoría residentes ingleses, denuncian que el Ayuntamiento, gobernado por el PP, pretende repercutirles el coste de la "regularización" de viviendas, alrededor de unos 20.000 euros por dueño. Los afectados también resaltan la impunidad en la que permanecen hasta ahora los, a su juicio, verdaderos responsables de las casas ilegales: los promotores y constructores.

La proliferación de casas ilegales en Catral motivó que el Consell interviniera el planeamiento del municipio en octubre de 2006. El ejecutivo valenciano ya ha devuelto las competencias urbanísticas al Ayuntamiento, pero aún no se ha aprobado el proyecto para regularizar las casas.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Lunes, 10 de mayo de 2010