Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un congreso evoca a Miguel Hernández en Linares

Miguel Hernández nació en Orihuela (Alicante), pero su vida y su obra estuvieron muy vinculadas a Jaén. De esta provincia (del pueblo de Quesada) era su esposa, Josefina Manresa. El poeta combatió en Jaén contra las tropas sublevadas. Y en Jaén alumbró parte de su corta pero intensa obra poética. Por eso, el Centro de Profesorado de Linares-Andújar rinde homenaje al poeta en el centenario de su nacimiento con el congreso Miguel Hernández (1910-2010): Memoria humana y poética, que llega hoy sábado a su clausura.

El congreso ha reunido en la Escuela Politécnica Superior de Linares a escritores como Javier Reverte, Félix Grande, Fanny Rubio, Ignacio Amestoy o Salvador Compán, entre otros. Los participantes en la cita han abordado la relación del autor con la poesía, el teatro, los viajes, el periodismo, el amor o la guerra.

La Asociación Colegial de Escritores de España y el Centro Español de Derechos Reprográficos ha elegido Linares para simbolizar la vinculación del poeta con Jaén. De su estancia quedan poemas muy conocidos como el célebre Aceituneros, que Paco Ibáñez llevó a la música.

También ayer, como acto paralelo, se celebró el concierto del cantautor Paco Damas, que presentó su nuevo disco, Tristes guerras, donde pone música a 12 textos del poeta. El disco ha contado con la colaboración de dos cantantes: Luis Eduardo Aute y Pastora Soler. El poeta argentino y Premio Cervantes de 2007, Juan Gelman, ha escrito el prólogo del disco. Aunque el congreso se clausura hoy, para el 18 de junio está previsto en Linares un concierto de Joan Manuel Serrat, con su último trabajo, Hijo de la luz y de la sombra, basado en poemas de Miguel Hernández.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Sábado, 8 de mayo de 2010