Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:XXVII Premios Ortega y Gasset de Periodismo

Políticos y artistas, entre la prensa y la web

Los intelectuales lamentan las dificultades a las que se enfrentan los periodistas

Como viene siendo costumbre desde que se crearan estos premios, representantes del mundo de la cultura asistieron al acto y, en esta ocasión, coincidieron en poner de relieve la necesidad de premiar la labor de investigación y denuncia que los periodistas rigurosos hacen dando a conocer las tropelías del poder. "Hay una corrupción excesiva, pero hay que luchar para reforzar la democracia, y el periodismo es fundamental porque cumple una función social que muchos valoramos especialmente, porque no hemos luchado por esta democracia para que unos cuantos se aprovechen de ella", señaló Carlos Berzosa, rector de la Universidad Complutense de Madrid.

"Trabajos como estos son fenomenales porque vivimos momentos muy difíciles, que a mí me tienen enfermo, con tanta crispación de esta derecha desaforada, o el asunto de los jueces, las fosas, Garzón... Todo esto hace un daño muy grande y España está haciendo un ridículo internacional", dijo el hispanista y escritor Ian Gibson.

Acudieron a esta entrega de premios el actor Álvaro de Luna, la galerista Juana de Aizpuru, el presidente del Círculo de Bellas Artes y arquitecto Juan Miguel Hernández de León. El productor de cine Enrique Cerezo, también presidente del Atlético de Madrid, señaló: "Hoy se premia el trabajo y el valor de los periodistas que cada vez tienen menos fácil su labor".

El periodista Juan Ramón Lucas, el escritor Fernando Delgado y el editor Emiliano Martínez estuvieron en la ceremonia.

El cantante Miguel Ríos, fiel a esta cita anual con el periodismo, señaló anoche que el trabajo de estos profesionales es imprescindible en estos momentos: "Estamos jugándonos algo muy importante y, en esta época en la que se supone debería ser mucho más fácil saber la verdad, resulta que cada vez tenemos más torpedos para que la realidad florezca", dijo. Miguel Ríos no cree que el futuro sea de lectores cibernéticos: "Yo soy de la generación que soy y hay cosas para las que está bien tener una edad, necesito coger el periódico, tocarlo, leerlo y olerlo, y eso que las nuevas tecnologías me gustan. Pero por ahí ya no creo que vaya a pasar".

Entre los representantes políticos, la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, también se mostró convencida, a diferencia de lo que opinan Bill Gates y otros gurús de Internet, de que la prensa escrita no va a desaparecer. "Habrá un nuevo sistema de uso, de consumo de la información, pero muchos ayudaremos a que permanezca. No es prescindible".

En los corrillos también conversaron el presidente del Senado, Javier Rojo, los ministros de Exteriores y Defensa, Miguel Ángel Moratinos y Carme Chacón.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 5 de mayo de 2010