ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

sábado, 17 de abril de 2010

Mueren cuatro militares españoles al estrellarse un helicóptero en Haití

El aparato cayó en una zona montañosa junto a República Dominicana

Cuatro militares españoles -un comandante de Intendencia, dos infantes de Marina y un alférez de Navío- perdieron ayer la vida en Haití al estrellarse el helicóptero en el que viajaban en una zona montañosa, cerca de la frontera con República Dominicana, de donde regresaban, junto a otro aparato, de recoger un envío logístico procedente de España.

Los fallecidos son Luis Fernando Torija Sagospe, de 44 años, comandante del Cuerpo de Intendencia, casado y con dos hijos; Francisco Forne Calderón, de 37 años, teniente de Infantería de Marina, casado y con tres hijos; Manuel Dormido Garrosa, de 35 años, alférez de Navío, casado y con un hijo, y Eusebio Villatoro Costa, de 41 años, cabo mayor de Infantería de Marina, casado sin hijos.

Los fallecidos prestaban ayuda a las víctimas del terremoto de enero

Éstos formaban parte del contingente de 450 militares enviados por España para auxiliar a las víctimas del terremoto que el pasado 12 de enero devastó el país caribeño, dejando un saldo de 220.000 muertos y 1,5 millones de personas sin hogar.

El aparato, un Augusta Bell 212 de la 3ª Escuadrilla de la Armada, con base en Rota (Cádiz), cayó cerca de Fond Verrettes, al sureste del país, hacia las 10.30 hora local (16.30 en Madrid), según explicó a la agencia France Press Georges Ola-Davies, portavoz de la misión de la ONU para Haití (Minustah). Un portavoz del Ministerio de Defensa confirmó a última hora de la tarde que se había perdido contacto con uno de los dos AB-212. A partir de ese momento, según la versión oficial, se inició un dispositivo de búsqueda. Durante varias horas se mantuvo la esperanza de que los militares españoles hubieran podido salvar la vida.

Sin embargo, el testimonio de los miembros de un helicóptero chileno de la Minustah, que fue el primero en llegar a la zona del siniestro, diluyó las esperanzas. Este no pudo aterrizar, dado lo escarpado del terreno, y tampoco localizar a los militares españoles, pero su tripulación explicó que el aparato siniestrado había sufrido "tremendos daños", por lo que no había esperanza de encontrar supervivientes. Al lugar se desplazaron también helicópteros estadounidenses Black Hawk.

La ministra de Defensa, Carme Chacón, viajará hoy a Haití para conocer de primera mano los detalles del accidente y repatriar los cuerpos. La ministra, que ya visitó el 22 de marzo al contingente de tropas allí destacadas, viajará acompañada del jefe del Estado Mayor de la Defensa, general Julio Rodríguez.

El aparato siniestrado es uno de los cuatro helicópteros -tres AB-212 y un Sikorsky, de mayor capacidad- embarcados en el buque de asalto anfibio Castilla, que el pasado 4 de febrero fondeó frente a Petit Goave, a 68 kilómetros de Puerto Príncipe. La Operación Hispaniola, bajo el mando del capitán de navío Francisco Peñuelas, se ha centrado en prestar ayuda humanitaria a esta localidad de 20.000 habitantes, que ha doblado su población tras el terremoto. La reconstrucción del hospital, la reparación de la central eléctrica, el reparto de agua potable y la vacunación de casi 20.000 desplazados han sido sus tareas.

Tras el terremoto, Defensa envió a Haití a la Unidad Militar de Emergencias (UME). Le siguió el Castilla, que zarpó de Rota el 22 de enero y tiene previsto regresar a partir del 4 de mayo, tras tres meses de misión.

El accidente de ayer es el más grave que sufre un helicóptero de las Fuerzas Armadas españolas desde que un Cougar, con 17 militares a bordo, se estrelló en Afganistán en agosto de 2005. La muerte de los cuatro miembros de la Armada eleva a 155 el número de militares españoles que han perdido la vida en misiones en el exterior.

Lugar en el que ha tenido lugar el siniestro que ha causado la muerte de cuatro militares españoles

Dos militares españoles trasladan uno de los cadáveres. / AP

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana