Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madrid es la segunda comunidad con menos gasto por habitante en sanidad

La región destina 1.108 euros por persona al año, 236 menos que la media

Es cierto que no todo es una cuestión de dinero: también hay que saber gestionarlo. Pero los sueldos, el equipamiento, las obras de mejora de las instalaciones, la investigación... tienen un precio. La sanidad es, con diferencia, el mayor gasto de las comunidades autónomas. En Madrid se come un 40% del presupuesto. Pero no todas las regiones gastan lo mismo en sanidad. Los números absolutos no sirven para comparar: los 7.078 millones de la región cuadruplican lo que destina, por ejemplo, Extremadura. Lo interesante es ver el gasto por habitante. Y ahí es donde Madrid sale bastante mal parada. Con 1.108 euros es la segunda comunidad que menos destina a sanidad por habitante.

La Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) ha hecho el cálculo. Uno bastante sencillo: de los boletines oficiales de las comunidades sacaron el presupuesto sanitario y lo dividieron por el número de habitantes según el último censo disponible. La media: 1.344 euros por ciudadano. Pero por encima y por debajo hallaron diferencias sustanciales. El País Vasco destina 1.640 euros per cápita a sanidad. Le siguen de cerca Navarra, con 1.571, y Asturias, con 1.507. En el otro extremo está Baleares. Sus 1.066 euros por habitante sólo los supera Madrid. La comunidad que más invierte en sanidad destina un 35% más que la última.

Según el informe de la SEMG, Madrid es, además, una de las regiones que este año 2010 han bajado la cantidad per cápita con respecto al año pasado (1.135 euros). Un descenso en consonancia con la restricción presupuestaria general. La partida sanitaria en 2009 ascendió a 7.119 euros. Las cifras de la SEMG coinciden con las que también elabora año tras año la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP), que este enero alertó de que "los presupuestos sanitarios decrecen en 2010 y son globalmente insuficientes". Su portavoz, Marciano Sánchez-Bayle, es pesimista respecto a la situación en Madrid: "El Gobierno regional está descapitalizando la sanidad de forma programada", asegura.

2

Madrid sale mal parada en gasto sanitario por habitante, pero aún peor en lo que destina a atención primaria, es decir, a mantener la red de más de 400 centros de salud en los que trabajan médicos de familia, pediatras, enfermeras... Una red que, el año pasado, atendió casi 53 millones de consultas (para hacerse una idea del volumen que supone, se puede comparar con los 2,7 millones de urgencias hospitalarias).

Según el informe de la SEMG, Madrid es la comunidad que menos porcentaje de su presupuesto sanitario dedica a atención primaria, un 9,97%. Aunque, tal y como precisa Moisés Robledo, secretario de información de la sociedad, es la última de las 12 comunidades estudiadas. Las otras cinco (Andalucía, Aragón, Cataluña, Comunidad Valenciana y Región de Murcia) no han podido incluirse por "falta de datos desagregados del presupuesto".

En función de ese dato, Madrid destina 110 euros a atención primaria al año por habitante. Extremadura, por ejemplo, eleva la cifra a 288 euros. La media de las 12 comunidades está en algo menos del 14% de su presupuesto sanitario total, algo que la SEMG considera "insuficiente". "La conclusión vuelve a ser la falta de un compromiso firme hacia la atención primaria", asegura Robledo. La sociedad no ha buscado posibles causas de esos datos, aunque en el caso de Madrid Robledo aventura que quizá la apertura reciente de ocho nuevos hospitales, con un presupuesto prácticamente congelado, ha podido provocar que la inversión en atención primaria descienda.

La Consejería de Sanidad desmintió ayer, a preguntas de este periódico, los datos de la sociedad científica. "Actualmente, el gasto sanitario público en atención primaria por habitante es de 138 euros y el porcentaje de los presupuestos que se dedica a atención primaria es del 14,13%", afirmó en un comunicado. Una portavoz de Sanidad explicó que sus cálculos se basan en dividir el gasto en atención primaria correspondiente al año 2009 (el último cerrado) excluyendo el gasto farmacéutico -la SEMG también lo deja fuera- entre la población con tarjeta sanitaria. La consejería matizó también que "la dispersión geográfica" también influye en estos cálculos: "A mayor población y menor dispersión, el gasto necesario es menor por la accesibilidad de los recursos". Sánchez-Bayle también precisó que "las comunidades que gastan más en atención primaria son las más ruralizadas". En Madrid, añadió, "el gasto baja pero a cambio se crea una gran sobrecarga asistencial, con pocos profesionales en relación con la población".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de abril de 2010