Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bruselas confirma que el IVA del libro electrónico es del 16%

España es el único país de la UE que aplica el IVA superreducido del 4% a los libros, pero no podrá extender esa singularidad a los libros electrónicos como anunció la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde. Bruselas distingue entre los libros (o audiolibros o CD), a los que considera productos, y por lo tanto en condiciones excepcionales susceptibles de beneficiarse de un trato fiscal de favor, y los libros electrónicos, que pasan por ser puramente servicios y en consecuencia deben liquidar el IVA general del 16% (18% en España a partir del próximo 1 de julio). "Los estados no pueden aplicar un IVA reducido a los libros electrónicos", zanja la portavoz de Fiscalidad de la Comisión Europea.

El Ejecutivo comunitario da así la razón al Ministerio de Hacienda español, cuya Dirección General de Tributos, mantiene que los libros electrónicos, en virtud de una capacidad de transacción que los convierte en comercio electrónico, son servicios y que han de tributar como tales. "Los libros y los audiolibros no son lo mismo que los libros electrónicos", explicaba ayer Emer Traynor, portavoz del comisario de Fiscalidad, el lituano Algirdas Semeta. "Los libros son productos y los libros electrónicos son servicios".

Las reformas de fiscalidad han de adoptarse por una unanimidad en el seno de la Unión que fija para los materiales impresos un IVA reducido o superreducido (en el caso de España).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de abril de 2010