Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gómez pide a la cúpula del PSOE la expulsión de un edil que le criticó

Inurrieta tachó al secretario general de "munícipe vacío de contenido"

La militancia de un cuarto de siglo en el Partido Socialista de Madrid (PSM) de Alejandro Inurrieta está a punto de finalizar. El edil del Ayuntamiento de Madrid recibió ayer un burofax de nueve páginas de la dirección regional de su partido en el que le comunica que va a solicitar a la dirección federal del PSOE su expulsión del partido por tres faltas graves y cuatro muy graves, contempladas en el Reglamento de Afiliados, por "menoscabar la imagen de los cargos públicos o instituciones socialistas".

Es la conclusión del expediente disciplinario abierto contra él el pasado 30 de noviembre, después de que Inurrieta hiciera comentarios en su blog críticos con el secretario general del PSM, Tomás Gómez. En una entrada del 12 de noviembre, el edil tachó al líder socialista de "munícipe vacío de contenido" y afirmó que la "organización", en referencia a la dirección regional, "navega sin rumbo, sin criterio, y lo que es peor, sin cerebro".

El expediente recoge tres cargos distintos contra el concejal madrileño

El afectado se queja de que la dirección del PSM no admitió sus alegaciones

Ahora será la dirección federal, con sede en la calle de Ferraz, la que decida. Hasta ahora la Comisión Ejecutiva Federal ha avalado todas las decisiones disciplinarias de las direcciones regionales del partido. "Es un escrito de cargos, ahora la dirección federal verá si se le expulsa", explicó una portavoz del PSM. "Sería la primera vez que revocan una propuesta regional", admitió también el propio Inurrieta, que se quejó de que la dirección del PSM no ha admitido las alegaciones que planteó. "Las volveré a presentar ante la dirección federal", afirmó. Tiene 10 días.

La última vez que el PSM echó a militantes del partido fue tras el tamayazo. Entonces, se produjo la expulsión de José Luis Balbás, Eduardo Tamayo y María Teresa Sáez, los tres instigadores de la espantada que impidió en junio de 2003 que Rafael Simancas fuera presidente regional.

El expediente recoge cargos por tres razones. Las declaraciones mencionadas en el blog, otras afirmaciones recogidas en un artículo publicado en el diario económico Cinco Días, titulado La Administración desalienta al empresariado, y un incidente en un local de la calle de Fortuny, en el que supuestamente Inurrieta llamó a la Policía Municipal para que hicieran una inspección del establecimiento. Las dos últimas se produjeron en julio de 2009, más de cuatro meses antes de que se abriera el expediente. "Suman todos esos casos para dar la imagen de que el expediente es por todo junto", se quejó ayer Inurrieta, que considera que le expulsan por sus críticas a Gómez. En el pliego de cargos, los firmantes -el instructor, Rafael Castaño, y el secretario, Agustín Vinagre- señalan que el artículo de Cinco Días supuso verter "críticas contra una institución gobernada por los socialistas", en referencia a Castilla-La Mancha. Eso, concluyen, "ha podido generar una imagen de ineficacia del Gobierno regional", que infringiría el artículo 41.i del Reglamento: "Menoscabar la imagen de los cargos públicos o instituciones socialistas". La misma conclusión se produce para el incidente en el local de Fortuny, a la que se le añade la calificación de falta muy grave por "mala conducta cívica o ética".

Sobre las declaraciones en el blog afirman que "resultan ofensivas para la dirección del partido" y "ponen en cuestión la estrategia política definida" por la dirección regional. Además, añaden que "se asevera, públicamente, que en el seno de la organización se está cercenando el debate y la crítica interna".

El edil aseguró que dejará el acta de concejal cuando sea firme la expulsión: "Me iré a mi casa a trabajar. Vine del sector privado y tengo sitios adonde ir".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 13 de abril de 2010