ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

viernes, 9 de abril de 2010
Tecnología

Un hito del 'manga' español

Un videojuego valenciano sobre zombis triunfa en el mercado japonés

ANDRÉS S. BRAUN Tokio 9 ABR 2010

La revista japonesa Famitsu, la publicación de videojuegos más importante del mundo, lo calificó en su número de marzo como un excelente trabajo, un título divertido y adictivo con un grado de desarrollo altísimo, personajes atractivos y un buen componente estratégico. "Y sorprendentemente, es español", remataba la reseña que ocupaba toda una página, algo insólito para un juego descargable por Internet, una categoría que en la revista sólo suele ocupar un pequeño rincón. El videojuego en cuestión es Zombie panic in wonderland, desarrollado por el estudio valenciano Akaoni para WiiWare, la plataforma de descargas de la consola Wii.

Resultó que la reseña de Famitsu no se equivocaba; el título se lanzó unos días después, el 16 de marzo, y en esa misma semana alcanzó el segundo puesto de la lista de juegos más descargados para Wii en Japón. La semana pasada se coronó como el número uno. Hasta el momento ningún juego español de estas características había llegado tan alto en el mercado más duro del mundo en ocio digital.

El juego, que se puede descargar, sorprende por su espectacularidad

Tratándose de un título descargable, sorprende la fluidez y espectacularidad de Zombie panic in wonderland, un juego de disparos con un argumento alocado; el jugador puede controlar a tres personajes (Blancanieves, Dorothy de El mago de Oz y Momotaro, un famoso personaje del folclore japonés) cuya misión es acabar a tiro limpio con la plaga de "zombies amorosos" que se ha extendido por la tierra de los cuentos, Wonderland. Todo ello revestido por una cuidada estética manga, lo que hace que esta producción parezca completamente japonesa.

"Aprendí de videojuegos en Japón. Y eso es lo que he querido transmitir", cuenta por teléfono José Manuel Íñiguez, el valenciano de 33 años que ha dirigido el proyecto y que está al frente del estudio desarrollador Akaoni. "Un videojuego no tiene por qué reflejar una nacionalidad. Lo importante es que sea atractivo para conquistar a jugadores de todo el mundo". Para la banda sonora el equipo ha empleado la voz de una soprano japonesa residente en Barcelona.

"No nos hemos inspirado directamente en ningún manga o anime, aunque el mundo surrealista de la serie Dr. Slump

[creada por Akira Toriyama, el padre de Bola de Dragón] siempre me ha obsesionado", asegura Íñiguez, quien pasó 10 años viviendo en Japón.

En la ciudad de Nagoya estudió desarrollo de videojuegos, y de ahí pasó a trabajar para Game Republic, empresa fundada por Yoshiki Okamoto, el padre del legendario videojuego Street Fighter II. "Él fue quien me impulsó a cumplir mi sueño; volver a España y fundar mi propia compañía". En España, Íñiguez trabajó para una compañía nacional y en 2009 fundó Akaoni (en japonés, El Ogro Rojo, otro personaje mitológico) junto a otros cinco profesionales. Ellos seis son el alma de Zombie, proyecto en el que también han colaborado otras nueve personas. "Creo que hemos acertado con el acabado de la estética manga; lo ha realizado una dibujante japonesa. Los nipones y los fans de este estilo suelen odiar el manga que no parece japonés", dice. No hay más que ver las reacciones de los jugadores japoneses en Twitter para certificarlo. "Es fantástico. No es para nada un yogekusai (apestoso juego occidental)", escribe uno. "Pero, ante todo, nos hemos preocupado de lo fundamental: que sea divertido. Lo más importante que aprendí en Japón no tiene que ver con atraer a jugadores de uno u otro país. Yoshiki Okamoto fue el que me lo inculcó: 'Un videojuego tiene que ser divertido de ver, divertido de oír y divertido de jugar", subraya.

Pese a tener el acabado de muchos juegos de soporte físico, Zombie (que a partir de hoy está disponible en la plataforma WiiWare española) se desarrolló en tiempo récord: año y medio. "Para este proyecto no hemos contado con subvenciones", dice Íñiguez, quien ve con buenos ojos el plan de apoyo que aprobaron el año pasado las instituciones para la industria del videojuego español. "Sea o no un bien cultural, es un negocio que mueve mucho dinero".

Akaoni se suma a la estela de Pyros, responsable de la serie Commandos, una de las pocas compañías españolas que ha logrado triunfar en el extranjero.

Imagen del videojuego Zombie panic in wonderland.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana