ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

jueves, 8 de abril de 2010

Educación planea dejar sin comedor a unos 300 niños de la montaña de Lugo y Ourense

Unos 300 escolares de la zona rural de Galicia se pueden quedar sin comedor en el colegio el curso próximo si la Xunta lleva a cabo su propuesta para reestructurar el servicio. Los planes de la Consellería de Educación pasan por suprimir de un plumazo 18 comedores públicos en nueve centros de educación infantil de Lugo y otros nueve en Ourense. La medida supondría, además, eliminar más de 70 puestos de trabajo como oficiales y ayudantes de cocina en colegios e institutos de las cuatro provincias gallegas.

El Gobierno gallego argumenta que son muy pocos los niños que se quedan a comer en estos centros -entorno a 25-, casi todos situados en zonas montañosas y de difícil acceso como Manzaneda, Baltar, Ourol o Ribeira de Piquín. El cierre de los comedores dejaría sin empleo a más de 20 cocineros. A mayores, la Xunta plantea suprimir otros 46 puestos como ayudantes de cocina en A Coruña (12), Lugo (15), Pontevedra (9) y Ourense (10).

La propuesta de la consellería que dirige Jesús Vázquez fue comunicada a los sindicatos antes de las vacaciones de Semana Santa. CIG, CCOO y UGT acordaron ayer por unanimidad rechazarla. Consideran que es "una muestra pura y dura de la política privatizadora de este gobierno". Las centrales critican que detrás se esconde la intención de la Xunta de sustituir el comedor público por un servicio de catering privado.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana