ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

jueves, 1 de abril de 2010
Entrevista:SERGIO OLGUÍN | Escritor

"Estoy radicalmente enfadado con la realidad pero no soy moralista"

Barcelona 1 ABR 2010

Para Sergio Olguín (Buenos Aires, 1967), Oscura monótona sangre está escrita al estilo de las novelas de Simenon, tanto que "es casi un plagio". Julio Andrada, el protagonista, es un "ser amoral, como tantos personajes del autor belga". "No hay juicios morales. Estoy radicalmente enojado con la realidad, pero no he querido hacer una novela moralista, un tratado de sociología o un panfleto. Es la mejor enseñanza de Simenon".

Julio Andrada, protagonista de esta novela con la que Olguín ganó el V Premio Tusquets, es un hombre hecho a sí mismo; que pasó de obrero a empresario; que invirtió luego en la construcción, en la importación, en hoteles; que tiene su dinero en paraísos fiscales, que se asocia con un usurero y se enriquecen durante la dictadura militar, mientras el país se derrumba. Un día, Andrada oye hablar de Villa 21, un barrio en el que hay putas casi niñas, de 12, 13 o 15 años. No puede resistirse y una noche va de caza y encuentra a Daiana, una prostituta de 15 años, que le cambia la vida. Y empieza a hacer locuras.

"En Argentina es común hacerse rico jugando en el límite de lo legal y lo ilegal"

"No piensa en ella como en un ser libre, la trata como si fuera su esclava. Parece generoso porque quiere darle una vida mejor, pero es puro egoísmo. Daiana necesita tener una vida propia, alejarse de la prostitución y de la droga, eso no se lo puede dar. Ella es la víctima, sólo intenta sobrevivir".

Andrada, aparentemente un hombre de bien, deja de tomar precauciones para conservar su imagen. Todo se le descontrola. "Desafía los límites de lo que la sociedad burguesa tolera. Puede tener una amante menor de edad, puede cometer un delito, pero siempre que eso permanezca oculto. El problema viene cuando lo manifiesta".

Es un hombre de doble moral. Su lema es "dime con quién hay que hablar y cuánto hay qué pagar". Tiene a la policía a su disposición. "La policía es la fuerza de choque de las clases acomodadas, no está para controlar el delito sino para defender sus intereses. El dinero lo puede todo y la sociedad lo permite". Sus hijos, un varón de 29 años y una chica de 20, y su mujer son intocables. "Utiliza los códigos de la mafia. Protege a su familia y a sus amigos, fuera de eso no hay nada".

Vemos toda la historia a través de los ojos de Andrada. "Es un exponente bastante común de Argentina un hombre que hizo su fortuna jugando en el límite de lo legal y de lo ilegal. La combinación de corrupción y especulación es una forma de crecimiento empresarial en mi país".

Oscura monótona sangre -el título procede de un verso de Quasimodo- trata también sobre la marginalidad de los cartoneros que afean el bello barrio donde vive el empresario; y de otro barrio, deprimido, el de Daiana, donde manda el paco. "Es crack, una droga muy barata y muy peligrosa que se hace con restos de cocaína. Empiezan a tomarla a los 11 años y pueden morir a los 14. Es un fenómeno creciente que no ha llegado aún a su peor momento. Pero no preocupa". Sólo a las madres de los afectados. "Se podría escribir una historia social de Argentina a través de las madres. Las de la plaza de Mayo, que lucharon contra la dictadura, ahora las Madres contra el paco".

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana