Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Los padres de adolescentes aprueban que beban de forma moderada

Los padres de adolescentes no consideran un problema el consumo de alcohol de sus hijos siempre que sea moderado y relacionado con el ocio, pero responsabilizan en parte a las instituciones de la desinformación, las escasas alternativas de ocio juvenil y de no asegurar el cumplimiento de las normas.

Este estudio ha sido elaborado por la Escuela Andaluza de Salud Pública, con sede en Granada, sobre el posicionamiento de padres y madres de entre 30 y 55 años ante el consumo de alcohol en menores de 12 a 17 años en el ámbito urbano de seis comunidades autónomas (entre ellas, Andalucía). El estudio también revela que mientras los padres se inclinan más por la autoridad, la prohibición y el control, las madres son más partidarias de la vía educativa y la comunicación con sus hijos.

En lo que ambos coinciden es en considerar que el consumo de alcohol está extendido y aceptado socialmente, lo que atribuyen a la falta de autoridad y a la indiferencia de progenitores y profesores, y a la vinculación de este fenómeno social con el ocio, según el estudio. A las instituciones públicas, especialmente las locales, las consideran responsables de la falta de alternativas de ocio para los adolescentes, que se inician en el consumo a los 12 o 13 años y beben alcohol con cierta frecuencia.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Domingo, 28 de marzo de 2010