Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ratzinger: "El que esté libre de pecado que tire la primera piedra"

El papa Benedicto XVI ha pedido "perdón para el pecador, intransigencia con el pecado", en el Ángelus dominical que ha presidido en la plaza de San Pedro (Ciudad del Vaticano), al tiempo que ha recordado el pasaje del Evangelio en el que Jesucristo pronuncia la frase de "el que esté libre de pecado que tire la primera piedra" para defender a una mujer adúltera insultada y apedreada por el populacho.

Este mensaje de Benedicto XVI se produce un día después de que se hiciera pública una carta pastoral en la que pedía disculpas por los abusos cometidos por sacerdotes católicos contra menores en Irlanda, y en la que empleaba, entre otras, las expresiones de "vergüenza, remordimiento y deshonor".

No hizo alusión el pontífice en dicha pastoral a otros países en los que también se han cometido presuntos delitos de pederastia contra algunos de sus feligreses, como Estados Unidos, Austria, Holanda, Alemania, Suiza, Italia y España.

En su homilía de ayer, Benedicto XVI reflexiona: "Tenemos que aprender a ser intransigentes con el pecado, comenzando por los nuestros, e indulgentes con las personas", y, tras citar el mencionado pasaje de la Biblia contra la mujer adúltera, invitó a todos sus seguidores a "aprender de Jesús y no juzgar y condenar al prójimo".

"La misericordia de Dios", añadió Joseph Ratzinger, "es la expresión de su inmenso amor. No condena al pecador, a ningún hombre o ninguna mujer, sino que exige retomar constantemente el camino de la reconversión a Él usando como herramienta especialísima el Sacramento de la Reconciliación".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 22 de marzo de 2010