ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

domingo, 21 de marzo de 2010
Análisis:Economía global

Vuelven las divergencias

Archivado en:

Los últimos indicadores publicados confirman que la economía mundial está inmersa en la fase de recuperación, pero que ésta, además de ser lenta y de contar con elementos de riesgo de recaída, se caracteriza por ser dispar entre países. La implicación más directa será los distintos ritmos a los que los bancos centrales reconducirán sus políticas monetarias, tanto en lo que respecta a los tipos de interés como a la cantidad de dinero.

Esta semana hemos tenido una buena muestra de ello. La Reserva Federal ha reiterado que pone fin a sus programas de liquidez y aunque señala que puede volver a utilizarlos en caso de que sea necesario, no parece que vaya a ser el caso. En sentido contrario, el Banco de Japón anuncia una inyección adicional de 10 billones de yenes, lo que constituye un nuevo paso en la lucha contra la deflación, toda vez que la recuperación de la economía ha encontrado apoyo en mayor medida en la demanda externa que en la interna, y que considera que la recuperación de ésta tal vez no sea sostenible. Es obvio que en este contexto la subida de tipos de interés en EE UU está más cercana que en Japón, situándose en un punto intermedio en el tiempo las expectativas para que lo hagan el Banco Central Europeo y el Banco de Inglaterra.

Las divergencias en la recuperación se van a materializar en evoluciones dispares en tipos de cambio

Aunque son múltiples las variables que condicionan la evolución de un tipo de cambio, algunas de las más relevantes son los diferenciales de tipos de interés monetarios y las expectativas para su evolución. Tras dos años de convergencia en niveles cercanos al 0%, a partir de ahora deberían comenzar las divergencias, impactando en la evolución de los tipos de cambio. En consecuencia, podría volver a generalizarse el carry trade, una estrategia consistente en la financiación en monedas con tipos de interés reducidos y de inversión en las que ofrecen mayores rentabilidades. Esta estrategia, que es todo un desafío a la teoría financiera, aportó importantes beneficios entre 2004 y 2007, es decir, mientras el yen se depreciaba, las monedas con altos tipos de interés se apreciaban.

Es posible que el coste de financiación en moneda japonesa siga siendo reducido durante un periodo prolongado de tiempo (desde luego, muy superior al del dólar) y que el diferencial se amplíe con aquellas divisas cuyos bancos centrales ya están subiendo los tipos de interés, como es el caso de Australia (lo acaba de situar en el 4% frente al 3% vigente en octubre) o Noruega (1,75% desde el 1,25% de septiembre). Pero a corto plazo se le sumarán aquellos países que más rápido se están recuperando y que también aplicaron estímulos monetarios durante la crisis. Nos estamos refiriendo a China, India, Brasil y Corea (en claro contraste con otros países "emergentes" como Rusia o Hungría que aún siguen reduciendo tipos).

En definitiva, las divergencias en la recuperación económica se materializarán en dispares evoluciones de las políticas monetarias y, con ello, de los tipos de cambio, lo que genera oportunidades para la gestión de inversiones que podrían intensificar las tendencias apreciadoras o depreciadoras de las divisas. -

David Cano y Álvaro Lissón son profesores de la Escuela de Finanzas Aplicadas, Afi.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana