CARTAS AL DIRECTOR

La donación de órganos en España

El suplemento Domingo del pasado día 14, partiendo del caso de un ciudadano, dedica seis páginas al drama y negocio del turismo de trasplantes. Aun queriendo entender los esfuerzos de enfermos y familiares por los dramas concretos que se nos ejemplifican en el reportaje, veo que existe el peligro de generar un efecto dominó y avalar este tipo de actuaciones. Leído el extenso reportaje, es el momento de hacer una llamada a los valores que inspiran la donación de órganos en España y en su entorno europeo.

La donación de órganos y tejidos se hace gracias a la Organización Nacional de Trasplantes desde el servicio público de salud, con garantías, transparencia, igualdad y con los ingredientes de la generosidad desinteresada, anónima, altruista y gratuita, tan necesarios como imprescindibles. Sólo así la solidaridad tiene su mejor expresión y los deseos de negocio, trapicheos, secuestro de cuerpos humanos, mercadeo con la pobreza y la picaresca no tendrán cabida.

Momento oportuno para recordar que la Declaración de Estambul considera que el tráfico de órganos viola los principios de igualdad, justicia y respeto a la dignidad humana y deberían prohibirse. Va contra la dignidad de las personas.

La solidaridad altruista en la donación de órganos y tejidos nos beneficia a todos. Nos engrandece.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de marzo de 2010