Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La falta de médicos se agrava al acelerarse su marcha al extranjero

El sistema sanitario requiere unos 9.000 facultativos y más de 8.000 se han ido

Al Sistema Nacional de Salud le faltan médicos. España tiene un déficit de unos 9.000 facultativos, situación que se agrava porque más de 8.000 profesionales españoles han marchado al extranjero a ejercer su profesión. Un informe de la Universidad Europea de Madrid (UEM) baraja que se necesitan 6.000 facultativos en atención primaria y 3.000 en hospitales. Y la situación irá a peor. Sanidad -que en 2008 ya reconocía un déficit de 3.300 médicos- estima que en 2025 faltarán 25.000 profesionales. Se necesitan sobre todo pediatras, ginecólogos, especialistas en cirugía general, anestesistas y médicos de familia.

A falta de un registro de médicos que clarifique las cifras, las carencias están claras. Pero el problema tiene solución. Algunos apuntan a que no es que falten médicos, sino que están mal repartidos. La Confederación Estatal de Médicos y la Organización Médica Colegial (OMC) estiman que hay más de 8.000 médicos españoles ejerciendo en otros países. A los que se añaden 1.000 más que no trabajan como médicos. Una situación que, además, tiende a acelerarse.

Menos carga y más formación fidelizaría al profesional, según un informe

Algunos datos parciales muestran una tendencia muy acusada. La Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (Semes) asegura que en los últimos meses se han marchado 574 de sus 3.045 especialistas, casi un 20%. Por eso, una de las soluciones que apunta el estudio de la UEM es la fidelización de los médicos para que no se vayan.

"Mejorar las condiciones laborales, reducir las cargas asistenciales, algunas tremendas, y promover los cursos de reciclaje para la mejora profesional", explica Maravillas Izquierdo, una de las autoras del documento.

Y es que, más que por una mejora salarial que no es tan clara, los médicos españoles deciden marcharse porque países como Reino Unido, Suecia o Portugal les ofrecen mejores condiciones laborales, facilidades para la investigación y más conciliación familiar.

Pero no sólo con cursos y conciliación terminaría el problema que provoca la saturación de los hospitales y centros de Salud. Julio Sánchez Fierro, coordinador del informe, sostiene que se necesita un cambio estructural que transforme el modelo asistencial actual en otro más preventivo. Y, sobre todo, agilizar la homologación de los médicos extranjeros y de los llamados mestos (médicos que ejercen de especialistas sin el título correspondiente). El documento de la UEM también propone otras opciones como retrasar la edad de jubilación -ya que el 40% de los médicos que ejercen tiene más de 50 años-.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 5 de marzo de 2010