ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

viernes, 5 de marzo de 2010
Entrevista:JUAN MANUEL LILLO | Entrenador del Almería

"Messi y Cristiano juegan a hacer jugadas; Iniesta juega al fútbol"

En una aldea situada en el cabo de Gata, de apenas cuatro casas y una veintena de habitantes, denominada La Fabriquilla, Juan Manuel Lillo (Tolosa, Guipúzcoa; 2 de noviembre de 1965) modela el perfil futbolístico de un Almería que ha dado un salto cualitativo desde su llegada en sustitución de Hugo Sánchez. Allí, en un paraje natural idílico, de playas desiertas, el entrenador vasco ha construido un Almería atrevido que tiene como bagaje bajo su mando la consecución de 11 puntos de los 15 disputados. Ahora, el mejor Almería de la temporada recibe al Barcelona de Pep Guardiola, su amigo. "Me gustaría ganarles con mi estilo, claro, pero será muy difícil. Ellos siempre tienen el balón", afirma.

"Si se fichara a los técnicos por lo que en verdad valen, no se les echaría nunca"

Pregunta. Tras casi diez años sin entrenar en Primera División, ¿han cambiado muchas cosas en la Liga española?

Respuesta. Muchas. No es fácil acotar este cambio. Ha evolucionado el ser humano, privan nuevos valores y se adormecen otros. Eso acaba afectando al futbolista. Ha crecido lo periférico mientras el núcleo se ha empequeñecido. Podríamos resumirlo gráficamente en que la guarnición se ha comido al solomillo.

P. ¿Qué significa todo eso?

R. Lo que quiero decir es que ahora es mucho más importante en el fútbol lo que pasa de lunes a viernes. Obviamente, por la decisiva influencia que tienen los medios. Lo que ocurre el domingo importa cada vez menos.

P. Lo que no ha cambiado de un año a otro es el excelente fútbol del Barcelona de su amigo Pep Guardiola y su afán por seguir haciendo historia.

R. Con Pep se reúnen el camino y el éxito. Nadie mejor que él para representar de forma perfecta todo lo que es el Barcelona. Hay mucho ahí, en este entrenador. La prueba de su capacidad no son los seis títulos que ha conseguido, sino el trabajo diario. Que le pregunten a los jugadores del Barcelona por Guardiola. Sobre todo, a los que no juegan. Que les pregunten.

P. Hay quien afirma que es un tipo algo raro.

R. ¿Raro? Pep es un fuera de serie. Es mi amigo. No entraré en intimidades, pero trabaja tanto, es tan profesional... Sé lo grande que es. Motiva a los futbolistas, vive por y para su tarea, cuida todos los detalles... Un ejemplo de su estilo se dio cuando anunció su continuidad la próxima temporada. Cortó de raíz con cualquier rumor sobre el futuro y lo hizo así, a su forma.

P. ¿Considera que el padre futbolístico de Guardiola, como el de usted, es Johan Cruyff?

R. Hay afinidad ideológica, sin duda, y también parecidos esquemas a la hora de distribuir las posiciones de los jugadores sobre el terreno de juego. No obstante, yo he cogido más cosas de Pep que de Cruyff. Creo que hay más cosas en él. Quizá le vino muy bien su paso por el fútbol italiano para añadir nuevos valores a su forma de ver el fútbol. Bueno, él me llevó como entrenador en la candidatura de Lluís Bassat para la presidencia del Barcelona, en 2003. Es la muestra más clara de que nos manejamos en parámetros similares. Hablamos, intercambiamos ideas, pero desde hace tiempo, como cuando era entrenador del Barcelona B. Ahora es muy fácil subirse al carro de Guardiola, ya que ha ganado seis títulos.

P. ¿Se siente traicionado por el hecho de que no contara con usted en su equipo cuando se hizo cargo de la primera plantilla del Barcelona?

R. Cuando Pep cogió el Barcelona, yo me hice cargo de la Real Sociedad. Eso, amigo, es muy grande para un guipuzcoano como yo.

P. Y en este Barcelona de su amigo hay un jugador que le deslumbra, Iniesta.

R. Pasa como con Pep. Que se hable ahora bien de Andrés es algo que me molesta profundamente. Otra vez gente subiéndose al carro. Hace años que para mí es el mejor futbolista del mundo.

P. ¿Mejor que Messi o Cristiano Ronaldo?

R. Ésos juegan a hacer jugadas. Iniesta juega al fútbol. Es una delicia. Ver jugar al fútbol a Iniesta me hace feliz.

P. ¿Qué le parece que Cristiano sea todo un símbolo para la actual sociedad?

R. Entonces, hay algo que no funciona en esta sociedad. La gente ha elegido a este chico como paradigma de todo lo que pasa en el fútbol a lo largo de la semana, donde prevalecen unos valores que no son los del propio fútbol. Los valores del fútbol se cuecen el domingo, el día del partido. Pero no está Cristiano solo. Surgen por doquier gran cantidad de imitadores. Al menos, me han dicho que a Cristiano le gusta el fútbol.

P. Usted dijo que sabía por qué echan a los entrenadores, por los malos resultados, pero no por qué los contratan. ¿No es echarse tierra encima?

R. Lo que digo, y mantengo, es que la razón de la firma de los entrenadores no la conoce nadie. Igual influye que se contrata a un técnico por sus últimas victorias, por cierta docilidad ante los que mandan... No se le contrata por sus conocimientos, por los valores que inculca... Si se fichara a un técnico por lo que en verdad vale, pues... no nos echarían nunca.

P. Entonces, ¿por qué le fichó el Almería?

R. Para que le solucione un problema. Es evidente que no por mis últimos resultados. No vengo de ganar seis Copas de Europa.

P. Pues parece que han acertado. ¿Hay efecto Lillo?

R. No creo en eso. Si perdemos tres partidos seguidos, anunciaremos el defecto Lillo.

Juan Manuel Lillo. / JULIÁN ROJAS

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana