Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los ingresos de la incineradora de Zabalgarbi caen un 9%

La planta pretende producir un 8% más de energía

El pasado fue un mal año para Zabalgarbi, la única incineradora de basuras de Euskadi. Su cifra de negocio se quedó en 5,5 millones de euros, un 9% menos que en 2008, y las ventas de electricidad disminuyeron un 12%, según los datos oficiales de la compañía.

Fuentes de la empresa atribuyeron ambas caídas a la bajada de los precios, especialmente de la electricidad, que en algunos momentos se ha situado a 0 euros. A ello, se unieron las huelgas convocadas por los trabajadores desde el verano. Los mismos medios explicaron que, con la venta de energía, la empresa habría arrojado pérdidas y el ejercicio sólo se ha salvado merced a la prima que recibe Zabalgarbi del Ministerio de Industria por el procedimiento para la producción energética.

La incineradora, ubicada en la periferia de Bilbao, trató el pasado año 229.000 toneladas de basura, un 32% menos que en 2008, cuando pasaron por la planta 337.000 toneladas. Para este año, se prevé incrementar la basura tratada hasta las 237.000 toneladas.

En cuanto a la producción energética, se generaron 622 gigawatios, cuando en 2008 se alcanzaron los 632. En este ejercicio, la empresa espera un alza del 8% y llegar hasta los 675 gigawatios.

Zabalgarbi fue multada el mes pasado con 30.000 euros por realizar actividades de limpieza en zonas que no estaban habilitadas para ello al no encontrarse impermeabilizadas. El Departamento de Medio Ambiente aseguró, no obstante, que no hubo "un problema real" de contaminación, ya que debajo de la planta discurre el candal de Ordunte, que abastece de agua potable al 60% de los vecinos de Bilbao.

El pasado año supuso el cambio en la presidencia de Zabalgarbi, que ahora recae en el diputado vizcaíno de Medio Ambiente, Iosu Madariaga, El cambio se produjo tras la salida del anterior presidente, Juan Ignacio Unda, por las fallidas inversiones en fondos del estafador Bernard Madoff.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 3 de marzo de 2010