ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

miércoles, 24 de febrero de 2010
Entrevista:Fractura en el Poder Judicial | JOSÉ MANUEL GÓMEZ BENÍTEZ | Vocal del Consejo del Poder Judicial

"No hay igualdad de oportunidades en los nombramientos judiciales"

José Manuel Gómez Benítez, 59 años, catedrático de Derecho Penal y vocal del Poder Judicial a propuesta del PSOE, ha denunciado el mercadeo en los nombramientos de cargos judiciales.

Pregunta. Usted ha criticado el cambio de cromos en los nombramientos porque tienen poco que ver con los méritos de los candidatos. ¿El sistema falla?

Respuesta. Hay candidatos que tienen muchos méritos y otros no tantos. En todo caso, el sistema falla, porque no hay igualdad de oportunidades entre asociados y no asociados, ni garantiza que dentro de los asociados salgan elegidos los mejores.

P. ¿Eso es lo que ha ocurrido con el caso Gimeno, [la elección de un ex juez y ahora abogado con seis años de ejercicio frente a tres catedráticos con más de 20 años de docencia] que ha colmado el vaso al ser elegido para la Sala Primera del Supremo?

"Los vocales deben ser más estrictos y abstenerse cuando el candidato es amigo"

"El vicepresidente tiene vinculaciones con Valencia que le inhabilitan"

R. Gimeno es probablemente un buen magistrado. Tiene el número 35 del escalafón. Es muy antiguo. Si quería llegar al Supremo, debería de haberlo intentado por el turno de magistrados y no por el de juristas de reconocida competencia. Desde el punto de vista de la Comisión de Calificación no procedía nombrarlo frente a catedráticos de Derecho Civil que estaban concurriendo, porque no tenía los meritos ajenos a la magistratura que justificaran su inclusión en terna.

P. Usted denuncia que hay vocales que están negociando por fuera de la comisión y en el Consejo mencionan a Manuel Almenar y Margarita Robles.

R. Esto no es un tema personal con Almenar o Robles. Es una cuestión de sistema. Las presiones de los vocales de las asociaciones judiciales son fuertes y normalmente hay preacuerdos, preselecciones, prenegociaciones, de forma que cuando el procedimiento legal empieza a funcionar ya hay avanzado mucho. No me gustaría que quedara que esto es un caso de dos vocales. Es mucho más profundo, tenemos que modernizar el proceso de selección de la cúpula del Poder Judicial y eso no debe hacerse mediante pactos entre asociaciones.

P. En año y medio se han producido 60 nombramientos en el Consejo. ¿Por qué ahora?

R. Llevo tiempo diciéndolo, llevo tiempo anunciando que esto no puede seguir así. El caso Gimeno es la confirmación de que se siguen haciendo preacuerdos y preselecciones y la discrepancia absoluta frente a la Comisión de Calificación. Se lleva al Pleno y se gana allí. Es el último caso, pero no es el único.

P. Margarita Robles declaró ayer que los nombramientos se hacen por méritos y que miente quien diga lo contrario.

R. Yo creo que hay muchos nombramientos en los que los candidatos tienen grandes méritos, lo cual no quiere decir que no hubiera otros candidatos con iguales o más méritos, pero no se puede desmerecer a gran parte de los nombramientos. Acto seguido tengo que decir que muchos vocales deberían ser más estrictos con ellos mismos a la hora de plantearse la abstención en determinados asuntos, pues se trata de candidatos que son amigos suyos, que ellos mismos lo reconocen, con los que han compartido tribunal durante muchos años, vivienda en algunos casos y secretariado de asociaciones por largo tiempo. Creo que no somos ajenos a la autovigilancia de la imparcialidad a la hora de los nombramientos.

P. ¿Puede mejorar con que las comparecencias de los candidatos sean públicas?

R. A raíz de las filtraciones tras la comparecencia de De la Rúa para el TSJ de Valencia, dirigí un escrito a todos los vocales en los que decía que la única forma de obtener la transparencia eran las comparecencias públicas. No me apoyó nadie. Ahora, han cambiado de opinión. Lo celebro. Lo promoví yo. Ahora hay que pensar en quiénes llegan y cómo llegan a las comparecencias en condiciones de igualdad y en quién decide finalmente. Si lo va a decidir el pleno, estupendo; si lo van a decidir filtros posteriores de las asociaciones, estaremos en un problema similar.

P. Hay quien interpreta que su actuación es una venganza contra Margarita Robles.

R. Pues es un error pensar que esto está en clave de enfrentamientos personales. Es un error darle otra lectura que la que tiene, porque llevo mucho tiempo denunciando esta situación y no he tenido interés en señalar ni a un vocal ni a una vocal. El problema es de sistema de selección y de negociación. Eso es lo que tenemos que modernizar. Tenemos que conseguir que a la Comisión de Calificación lleguen los candidatos asociados y no asociados en condiciones de igualdad, sin filtros previos y que una vez que la Comisión de Calificación con criterios objetivos de mérito, capacidad e idoneidad decida una terna, no sea fácilmente burlada por la vía legal, pero espuria de presentar directamente otros candidatos al Pleno. Propuse la desaparición de esa posibilidad, pero no se me ha hecho caso. He propuesto que las votaciones no sean secretas y no me han hecho caso. No se puede seguir jugando con estas reglas del juego, si se quieren cambiar, bien; si no, seguiré jugando, pero desde fuera.

P. El vicepresidente, Fernando de Rosa, califica su actitud de intolerable.

R. Es libre de decir lo que quiera, pero debería reflexionar sobre su imparcialidad a la hora de pronunciarse sobre algunos nombramientos. Tiene vinculaciones de amistad y políticas en Valencia que desde mi punto de vista le inhabilitan para algunos nombramientos que se han hecho y otros que están pendientes.

P. ¿Cree que pesa mucho que el caso Camps esté en Valencia o el caso Matas en Baleares, a la hora de decidir quién preside esos TSJ?

R. Creo que eso no se pone encima de la mesa. Sería verdaderamente grave que alguien lo planteara, pero lo único que hay que hacer es vigilar las causas de abstención. Si uno está muy vinculado por razón de amistad, debería de abstenerse. Indirectamente, por las opiniones de algunos vocales, da la impresión de que sí pesa, pero no está encima de la mesa.

P. ¿Su dimisión tiene que ver con que en el Supremo hay tres querellas contra Garzón, un juez que fue su cliente?

R. Pues no. Es un mal endémico que vengo anunciando desde hace meses. Lo han padecido todos los consejos y ha llegado el momento de ponerle punto final. Y no tiene nada que ver con Garzón. La alarma con el caso Gimeno ha saltado, es una luz roja que no se puede eludir. En todo caso, en los asuntos de la Comisión Disciplinaria contra Garzón me he abstenido y me sigo absteniendo.

El vocal José Manuel Gómez Benítez, ayer en Madrid. / SAMUEL SÁNCHEZ

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana