Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aguirre ha duplicado en siete años los directivos del Gobierno regional

La Comunidad de Madrid ha pasado de 728 a 1.521 puestos de libre designaciónEl Gobierno regional niega haber duplicado los puestos de libre designación

Si hay algo de lo que presume la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, es de la austeridad que rige su acción de gobierno, que le llevó en el verano de 2008 a cerrar tres consejerías e integrarlas en otras -y de paso purgó a quienes no le eran afines políticamente- y, en 2009, a reducir el sueldo de los altos cargos un 2%, después de que el año anterior sus salarios aumentaran alrededor del 12%.

Pero el análisis de los presupuestos generales de los últimos siete años desdice la propaganda oficial: la Comunidad de Madrid ha duplicado los puestos de dirección desde que Aguirre fue elegida presidenta en noviembre de 2003. Y ello pese a que el Gobierno regional no ha aumentado sus competencias. De los 728 puestos de libre designación presupuestados ese año ha pasado a tener 1.521. Si entonces suponían un gasto de alrededor de 19 millones de euros anuales, ahora suman 35 millones. Es en las categorías más bajas de dirección donde se ha producido el mayor aumento de puestos durante los dos mandatos de Aguirre.

El gasto en altos cargos ha pasado de 19 millones en 2003 a 35 en 2010

El grupo socialista propone reducir el 25% de los directivos actuales

Por eso, en el cómputo están incluidos no sólo los altos cargos que recoge la clasificación económica del capítulo 1, artículo 10 de los presupuestos regionales, que abarca a la presidenta, los vicepresidentes, consejeros, viceconsejeros, directores generales, secretarios generales técnicos y asimilados. También se añade el personal eventual de gabinetes (artículo 11) y los puestos de libre designación como subdirectores generales, coordinadores, directores y jefes de área, asesores, jefes y directores de gabinete, jefes y delegados de prensa y directores de departamento. Son cargos que deben ser publicados en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid y en algunos casos sólo los pueden ocupar funcionarios de carrera, pero que designan libremente los superiores.

Esta interpretación más amplia de los puestos directivos revela que en este nivel más bajo es donde está el mayor crecimiento. Un ejemplo. En 1995 el anterior Gobierno regional, también del PP y encabezado por Alberto Ruiz-Gallardón, decidió suprimir el puesto de subdirector general para ahorrar. En cambio, Aguirre lo ha recuperado y existen 187 subdirectores generales. En términos administrativos no son altos cargos, pero sí personal de dirección.

En sentido estricto (según la clasificación económica de las cuentas), los altos cargos previstos en la plantilla de la Comunidad de Madrid para 2010 son 139. En 2003 eran 133. Sin embargo, en 2008 llegaron a 160. Desde entonces, Aguirre ha hecho dos reducciones de personal publicitadas ampliamente, pero que no ha reducido el gasto al nivel de 2003, cuando llegó.

El personal eventual de gabinetes ha pasado de 46 plazas en 2003 a 68 en 2010. Al llegar Aguirre a la presidencia había 108 coordinadores, siete directores de área y 34 jefes de área. Este año son 18 coordinadores, 21 directores de área y 294 jefes de área.Y hay más en las páginas de las cuentas regionales: en 2003 había seis asesores y 10 asesores técnicos; hoy son 30 asesores y 73 asesores técnicos. En 2003 había dos jefes de gabinete y dos directores de gabinete; hoy hay 10 jefes de gabinete y un director de gabinete. Aguirre se encontró con dos jefes de prensa; hoy hay un jefe de prensa y ocho delegados de prensa. En 2003 no había directores de departamento; hoy son seis.

"La prédica de austeridad del PP madrileño es falsa", afirma el portavoz socialista de Hacienda en la Asamblea de Madrid, Adolfo Piñedo. "Tenemos una estructura muchísimo mayor de la que recibió Esperanza Aguirre. Lejos de adelgazar, esa estructura se ha ido incrementando".

"La Dirección General de Recursos Humanos niega tajantemente los datos", afirmó ayer el portavoz de la Consejería de Economía y Hacienda por correo electrónico. Añadió que "es falsa desde todo punto de vista" cualquier información distinta de la que él facilitó. Es ésta: "El número de altos cargos reflejados en la plantilla presupuestaria de la Comunidad de Madrid en 2010 asciende a 140, mientras que el personal eventual son 68 personas. Desde el punto de vista presupuestario, los créditos consignados en las partidas correspondientes a las Retribuciones de los altos cargos

[el título del apartado que figura en presupuestos] se han reducido en un 5,8% en relación con la cuantía recogida en los presupuestos del ejercicio anterior".

El mismo portavoz centró sus explicaciones en la partida de altos cargos y puestos de personal eventual. Comparó con 2008 y 2009, no se retrotrajo a 2003 y no justificó por qué ha aumentado el resto de categorías de dirección. "De 2008 a 2010 se ha producido una reducción de 22 altos cargos y siete puestos de personal eventual", dijo.

En cuanto a los puestos de libre designación -"que no son ni altos cargos ni personal eventual", según la consejería-, el portavoz aseguró que "sólo es una forma de provisión de puestos de trabajo entre funcionarios de carrera que supone la convocatoria de un concurso público entre los mismos (publicado en el boletín) con la correspondiente adjudicación en función de los méritos alegados". Añadió que este concurso sólo se celebra "entre funcionarios de carrera que previamente han aprobado una oposición". "No son puestos de confianza en el sentido del personal eventual que cesa cuando lo hace el cargo que los designó. Entre los puestos de libre designación están los subdirectores, jefes de área, técnicos de apoyo y jefes de servicio", añadió.

Tampoco argumentó el portavoz por qué esa estructura es la que más ha engordado con Aguirre, a través de un maquillaje administrativo que permite politizar puestos que deberían ser meramente técnicos, al elegir para ellos a funcionarios afines al PP.

Como solución, el grupo socialista ha presentado en la Asamblea una proposición no de ley para reducir "al menos en un 25%, el número de altos cargos, asesores y similares". Según Piñedo, la Comunidad de Madrid es la tercera en gasto público, pese a que "desde 2003 Aguirre gobierna con las mismas competencias que tenía cuando accedió al Gobierno", lo que, en su opinión, no justifica "una mayor estructura de dirección". Otra propuesta socialista es que los viceconsejeros que son diputados dejen de cobrar un sobresueldo por ello.

La cúpula directiva del Ejecutivo regional

- Los presupuestos prevén en 2010 139 altos cargos; en 2003, eran 133, y, en 2008, 160.

- El personal eventual de gabinetes asciende a 68 personas; en 2003, eran 46.

- En 2003 había seis asesores y 10 asesores técnicos; hoy son 30 asesores y 73 asesores ténicos.

- En 2010 hay 39 empresas y entes, regidas por un gerente cada una. En 2003 había 33.

- En 1995 se suprimieron los subdirectores generales; hoy hay 187.

- Se ha pasado de dos a 10 jefes de gabinete; de dos a un director de gabinete. De dos jefes de prensa a un jefe de prensa y ocho delegados de prensa. Hay seis nuevos directores de departamento.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Martes, 23 de febrero de 2010

Más información