Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Alicante no es el basurero de la Comunidad Valenciana"

Por primera vez, los vecinos de varios municipios de Alicante en cuyo término hay una planta de tratamiento salieron a la calle juntos para denunciar la mala gestión de los residuos y contra la llegada de basura de Valencia y Castellón. La protesta, convocada por la Asociación de Vecinos del Sector Norte de El Campello en la localidad, fue animada pero no masiva, con algo más de medio millar de asistentes.

Pero eran todos los que estaban y la protesta discurrió acompañada de pitos y consignas pero también plagada de pancartas, camisetas y carteles. No a los vertederos. No enterremos las basuras. Sí al reciclaje, No queremos ser el vertedero de Valencia, SOS Cañada Fontcalent grita no a los vertidos ajenos a la ciudad de Alicante o Xixona y Villena con Campello. Ni más basura ni más olores. Por nuestra salud. No a la incineradora, eran algunas de las leyendas.

"Pensamos que nuestra salud peligra", aseguraba una vecina de Xixona minutos antes del inicio de la marcha. Vecinos de varias poblaciones coincidieron en señalar que las plantas de tratamiento son en la práctica vertederos que apenas reciclan. En 2008 en la planta de Villena, por ejemplo, se reciclaron el 4,4% de los residuos que llegaron, detalló Fernando Úbeda, portavoz de la Plataforma en defensa del Medio y el Entorno de Villena. El resto se entierra, con los consiguientes olores. Por ello, la futura llegada de más basura de otros puntos hace saltar todas las alarmas. Úbeda criticó que el Consell en diez años solo haya sido capaz de construir ocho de las 17 plantas de tratamiento proyectadas. "Alicante no es el basurero de la Comunidad Valenciana", apostilló.

La protesta contó con la presencia de vecinos de Xixona, Villena, Alicante y también de Llanera de Ranes (Valencia), donde se proyecta un macro-vertedero. Pero se sumaron igualmente partidos políticos, asociaciones cívicas y ecologistas y sindicatos. Entre los primeros estaban los ediles que recientemente abandonaron el PP de Villena. Representantes de Ecologistes en Acció, de Esquerra Unida de Alicante, del Bloc, el PSPV de Alicante o Mutxamel, de CC OO, de Salvem Fontcalent o de la Plataforma de Iniciativas Ciudadanas secundaron el acto.

La protesta discurrió por la tarde entre la estación del Tram en el centro de El Campello y la plaza de la Constitución, donde hubo varios parlamentos. La organización denunció "falta de sensibilidad de los políticos" a los que acusó de decantarse por los "pingües beneficios económicos" que reportan las plantas. Y alertaron de las afecciones que están apareciendo desde la inauguración de la planta de El Campello, el año pasado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 21 de febrero de 2010