ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

lunes, 8 de febrero de 2010
Entrevista:JAVIER GARCÍA FERNÁNDEZ | Director general de Reclutamiento

"Los extranjeros escogen puestos más arriesgados y mejor pagados"

Lleva año y medio al frente de la Dirección General de Reclutamiento y Enseñanza Militar del Ministerio de Defensa, la que planifica la selección y formación de los soldados que entran en el Ejército y les busca salidas profesionales en la Administración o el sector privado cuando lo abandonan. Antes, este catedrático de Derecho Constitucional, a punto de cumplir 61 años, fue subdelegado del Gobierno en Madrid, secretario general técnico del Ministerio de Vivienda y durante 13 años trabajó para el presidente Felipe González en el Ministerio de Relaciones con las Cortes y el de Presidencia. Javier García recibió a EL PAÍS dos días después del atentado que mató en Afganistán al soldado John Felipe Romero Meneses, colombiano, de 21 años.

"Los soldados que van a misiones son muy jóvenes pero no inexpertos"

"Los inmigrantes pueden conseguir una vida mejor al volver a su país"

Pregunta. ¿Por qué son tan jóvenes los militares en misiones en el extranjero?

Respuesta. Están en las unidades operativas porque para ellos son más interesantes, están mejor pagadas y muchas ofrecen puestos por tres años en lugar de por dos, que es lo habitual. Estas unidades, como la Brigada Paracaidista o la Legión, antes o después van a salir de misión, y salir al extranjero está muy bien pagado. Si no despilfarran, con la prima que reciben, al volver pueden comprarse un coche

[un soldado en misión recibe unos 3.000 euros al mes, un 250% más de sueldo].

P. El 57% de los militares muertos o heridos en ataques en Afganistán y Líbano tenían menos de 22 años. ¿Está preparado un chico de 18 o 19 años para ir a Afganistán?

R. Sí. Que sean jóvenes no quiere decir que sean inexpertos. Han pasado un primer periodo de formación de dos meses, luego otros dos, y después una preparación específica para cada misión. Eso como mínimo. Es una buena formación, en lo estrictamente militar y en cuestiones culturales, geográficas, sociales, del lugar al que van a ir. Es cierto que son muy jóvenes, pero no es extraño si se compara con otros ejércitos. Si las rotaciones duraran más tiempo habría que tirar de gente mayor, pero las rotaciones son muy intensas, y los jóvenes tienen mejores condiciones físicas.

P. ¿Qué margen de selección deja un despliegue de 3.000 militares cada cuatro meses?

R. No deja mucho margen. Lo normal es que si te toca, te toca, aunque luego, por supuesto, si una soldado está embarazada, no va a ir a Afganistán.

P. El 43% de los fallecidos en atentados en Afganistán y Líbano eran extranjeros, cuando suponen menos del 7% de la tropa. ¿Por qué?

R. Los inmigrantes acuden a las unidades operativas por lo mismo que los más jóvenes. Saben que son plazas más arriesgadas, pero mejor pagadas. Con el nivel de vida que hay en Colombia, Ecuador u Honduras, y el dinero que ahorran aquí pueden conseguir una vida mejor para ellos y su familia.

P. ¿Qué ocurre si no obtienen la nacionalidad española? AUME opina que es injusto que sean expulsados a los seis años, después de haber arriesgado su vida en Afganistán...

R. Si en ese plazo no han conseguido la nacionalidad, no pueden continuar en las Fuerzas Armadas porque a los seis años todos los soldados tienen el contrato de larga duración y ya son funcionarios, aunque suelen darse prórrogas de unos meses para los que han solicitado la nacionalidad y no la han logrado. Estar en el Ejército no les facilita conseguirla. Pero no todos vienen a quedarse. Muchos saben que el máximo son seis años.

P. ¿Compiten en igualdad con los españoles por las plazas?

R. Sí, pero en la práctica, en general lo tienen más difícil porque suelen estar peor formados. Pocos inmigrantes tienen la ESO.

P. Comparado con otros países, ¿el Ejército español tiene más o menos presencia de extranjeros?

R. No es cierto que aquí haya una legión extranjera. La ley prevé hasta un máximo de un 9% de extranjeros en las FAS [poco después de la supresión de la mili se les abrió la puerta y en 2007 se subió el cupo al 9%]. Supongo que tenemos menos que el Ejército francés o británico, con pasados coloniales, y más que Italia o Alemania. En España sólo pueden acceder hispanoamericanos y de Guinea Ecuatorial, fundamentalmente, por el idioma.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana