Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hallado un reducto de la Guerra de la Independencia

"Parece que nos ha llamado, que nos ha dicho: Aquí estoy". El subdirector del Museo Histórico Municipal de San Fernando (Cádiz), Antonio Sáez, paseaba por la playa cuando descubrió el "milagro arqueológico". Los efectos del último temporal habían destapado los restos de una batería defensiva. No tardó en suponer algo que ya han constatado técnicos del Centro de Arqueología Subacuática de Andalucía (CAS): que esas rocas y trozos de madera son vestigios del llamado Reducto de Lacy, levantado por los ingleses durante la Guerra de la Independencia para reforzar la línea defensiva del caño Sancti Petri. El descubrimiento se ha producido en pleno bicentenario de la reunión en este municipio de las Cortes de la Real Isla de León.

San Fernando se convirtió en 1810 en el último bastión del territorio nacional español ante el avance de las tropas napoleónicas. La ciudad creó un plan de defensa, ayudada por los ingleses, que consistió en la construcción de baterías y reductos como éste. Sobre el Reducto de Lacy existía numerosa cartografía y documentación pero nunca se habían encontrado restos. Se suponía que estaban sumergidos. Pero el viento y la lluvia del mes de enero, y el paseo por la playa de Antonio Sáez, han permitido encontrarlo y documentarlo.

Gran parte de la fortificación se ha perdido, debido a la inconsistencia del material empleado, pero se conservan restos de piedra y tablones. Los técnicos han localizado, gracias a la huella dejada sobre el fango, parte del foso defensivo. "Era de gran tamaño. Podía tener 70 metros de largo. La planta era hexagonal y la del polvorín, rectangular", detalla el subdirector del museo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 7 de febrero de 2010