ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

domingo, 17 de enero de 2010
Reportaje:Economía global

Los salarios resisten la presión

Pese a la debilidad de los precios, los sueldos regulados por convenio suben un 2,6%

Poco han notado los salarios la debilidad de los precios. El IPC apenas subía un 0,8% en diciembre, todavía menos (un 0,3%) si se tiene en cuenta la media anual. En cambio, los salarios en convenio han crecido un 2,6%, según el Ministerio de Trabajo. Desde comienzos de año, la caída de la inflación, hasta casi llegar a la amenazante deflación, metió mucha presión a la revisión de los sueldos en 2009. Los empresarios no admitieron el tradicional referente, el objetivo de inflación del Banco Central Europeo (el 2%). Recomendaron revisiones entre el 0% y el 1%. Mientras que los sindicatos situaron sus demandas en el porcentaje tradicional. El desencuentro acabó con el acuerdo estatal que sirve de guía para la renovación de convenios por primera vez desde que nació en 2002. A la luz del resultado final, los últimos han vencido esta batalla.

Las tesis sindicales se imponen frente a la recomendación de la patronal

"Ha habido un trabajo de presión sindical", explica Toni Ferrer, secretario de Acción Sindical de UGT. Con esta frase, Ferrer alude al aumento de denuncias sindicales en los juzgados para que se cumplan las revisiones pactadas en los convenios colectivos plurianuales.

La otra razón que da para aclarar los motivos del incremento hace referencia a la inercia de la negociación colectiva de años anteriores. Según los datos que suministra el otro gran sindicato español, CC OO, de los 4.082 convenios que se firmaron en 2009, 3.461 son revisiones de pactos plurianules.

La subida salarial del 2,6% afecta, en realidad, a los trabajadores que gozan de convenio colectivo en sus empresas y lo han renovado a lo largo de este año, unos 8,5 millones. Pero el aumento es todavía mayor si se toma en cuenta la encuesta de coste laboral, que registra un 3,1% hasta septiembre. No obstante, aquí hay que considerar el efecto estadístico que provoca la destrucción de empleo, que está afectando más a los trabajadores temporales que disfrutan de un menor salario.

Para José Luis Feito, economista y presidente de la Comisión de Economía de CEOE, el aumento de salarios en plena recesión se está traduciendo en una caída del empleo. Él recurre al argumento de que la contracción de la economía y la subida salarial sumados provocan una caída similar del empleo en el sector privado.

Discrepa radicalmente de él Ramón Górriz, secretario de Acción Sindical de CC OO. Para este representante de los trabajadores, los recortes salariales acaban por traducirse en destrucción de empleo, ya que no estimulan el consumo y arrastra consigo la actividad económica. Dicho de otra forma, una bajada de sueldos hubiera acabado por traer una mayor destrucción de empleo, según Ramón Górriz.

El profesor de la Universidad de Salamanca Miguel Ángel Malo comparte su tesis, con matices. Este académico cree que "los recortes agregados de salarios pueden traducirse en caídas del consumo". No obstante, matiza: "Entre un recorte salarial y un aumento del 2,59% hay mucha diferencia". En opinión de Malo, "a medio plazo la revisión salarial debería aproximarse más a los aumentos de productividad".

Y añade que el dato de este año revela que hay un ajuste lento entre la evolución de los precios y de los salarios, que revela la existencia de un "problema con la estructura de la negociación colectiva". Entre las soluciones que propone está la de ir hacia convenios plurianuales. "Si hubiera una tendencia a pactar convenios más largos, sería menos complicado llegar a subidas pequeñas o más próximas a la evolución de los precios", concluye.

Precisamente, ésta ha sido una de las propuestas sindicales para lograr un pacto marco para los convenios de 2010. Hablan de un acuerdo con una vigencia de tres años y recomiendan que la revisión salarial se sitúe en una horquilla entre el 1% y el 2%, más en línea con las previsiones de inflación de los analistas para este año (según FUNCAS: 1,3%) que con el objetivo que se marca anualmente el Banco Central Europeo. "Es una propuesta moderada, como la subida salarial de 2009", defiende Ferrer, que, inmerso desde comienzos de mes en las conversaciones para alcanzar un acuerdo, de momento, ve lejos el pacto con los empresarios.

Más optimistas se muestran en CC OO, donde confían en llegar a un acuerdo a finales de mes o comienzos de febrero que abra la puerta al diálogo social. Celosos de la autonomía de sindicatos y empresarios, piden al Gobierno que no se precipite con anuncios de reformas laborales y de la Seguridad Social, y meta presión con ellos para que se alcancen acuerdos en otros puntos.

-

El acuerdo de desbloqueo da frutos

La negociación colectiva ha dado mucho que hablar este año. Desde que en marzo se rompió el Acuerdo Nacional de Convenios, el encontronazo entre empresarios y sindicatos fue tal que en muchos frentes se bloquearon las conversaciones y acabaron en los tribunales.

Tras la vuelta del verano ambas partes se sentaron a la mesa y, al final, el 18 de noviembre llegaron a un acuerdo que desbloqueó la situación.

Y, con cuentagotas, los resultados ya empiezan a llegar, lo que ha abierto la puerta a las reuniones para hablar de los convenios de este año. No obstante, de momento no se desatasca la construcción andaluza, uno de los puntos de mayor fricción hasta ahora. De hecho, los representantes de los trabajadores ya han convocado varias jornadas de huelga para los próximos meses de febrero y marzo.

Un informe interno de Comisiones Obreras cifra en 12 los convenios colectivos firmados en diciembre, mes en que tradicionalmente se produce un parón, y en lo que va de enero. Afectan a 93.304 trabajadores. Cuatro de estos acuerdos forman parte del paquete en el que había problemas entre ambas partes. En concreto, en estos últimos pactos hay tres convenios de ámbito provincial y uno estatal, el de la rama de recuperación de residuos sólidos.

Además de estos pactos, otros dos están por llegar en las próximas fechas y afectan a 28.200 trabajadores. Ambos convenios tienen un ámbito de aplicación estatal. Son los convenios de los empleados de las universidades privadas y de quienes se dedican a la atención a discapacitados.

-

Trabajadores de Seat, en la cadena de montaje que el fabricante tiene en Martorell (Barcelona). / EFE

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana