ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

domingo, 3 de enero de 2010

La designación de un vicepresidente económico, "algo más que un gesto"

La figura de Ares marca el acento político, pero la crisis decide los sondeos

Archivado en:

Entre algunos dirigentes del PSE-EE existe el convencimiento de que Patxi López no se atrevió a nombrar un vicelehendakari "para no desairar a Rodolfo Ares o, en su defecto, no complicar la estructura del Gobierno". A fecha de hoy, en amplios sectores económicos se lamenta tal decisión. Incluso, un profesional del marketing político reconocía que "habilitar" esta figura, en estos momentos de acusada crisis económica, "sería recibido como algo más que un gesto, como una respuesta específica al principal problema que existe en la sociedad vasca".

Para abundar en esta teoría, este mismo experto recurre a "la repercusión que la crisis tiene sobre los políticos con capacidad de gobierno", como ocurre con Patxi López, vapuleado en el último Euskobarómetro. Pero otras voces no apelan necesariamente a la exigencia de la economía para reclamar que el Gobierno vasco debería contar con un vicepresidente: "hay que reforzar al lehendakari y ofrecer más coordinación", advierten. Hay quien recuerda cómo en una visita del ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, su interlocutor no era la consejera Gema Zabaleta, como hubiera sido preceptivo. Con todo, en su círculo más próximo, se apuesta, sin embargo, por potenciar la figura del lehendakari como "hombre capaz" para liderar un proceso de recuperación económica en el País Vasco, que supondría su espaldarazo social.

En Ajuria Enea se apuesta por López como hombre capaz para la recuperación

En el escenario político del Ejecutivo socialista, es Rodolfo Ares quien acapara, tras López, el mayor protagonismo por su notoria influencia y reconocida capacidad de trabajo. A este control real sobre la médula de la gestión debe atribuirse, por ejemplo, que fuera Ares, consejero de Interior, quien compartiera con el vicepresidente tercero del Gobierno central, Manuel Chaves, la reunión de la Comisión Mixta de Transferencias de la que salió el frustrado compromiso de recibir el 1 de enero las políticas activas de empleo. Y para que no haya dudas de su polivalencia, cuando Isabel Celaá tiene que recuperarse de su figura de pelvis, la gestión en el área de Educación también recae en Ares.

A tal punto llegó su protagonismo que empezaron a escucharse voces para que el consejero "bajara el pistón", porque siempre se corre el fundado riesgo de provocar celos. Y es que López se ha rodeado de dirigentes con quienes ha compartido la travesía y que se han ganado también su propio espacio, como es el caso de Isabel Celaá y, más recientemente, Idoia Mendia, una apuesta de futuro. Pero el lehendakari no ha hecho distinciones de rango entre quienes más confía para mantener así los equilibrios. Y está convencido de que ha acertado al elegir.

Patxi López y el consejero de Interior, Rodolfo Ares, en un pleno del Parlamento. / EFE

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana