Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:N. GARCÍA y F. GALADÍ | Nietos de fusilados con el poeta | Memoria revisada de García Lorca

"Hay que empezar de cero, pero que sigan buscando"

Nieves García supo ayer que había perdido 14 años de su vida. Es el tiempo que ha dedicado a luchar por la apertura de la fosa donde creía que estaba enterrado su abuelo, el maestro de Pulianas Dióscoro Galindo, fusilado con García Lorca. "Esto es un golpe muy duro, pero me gustaría que siguieran buscando. Me duele que mi padre muriera engañado porque siempre pensó que estaba ahí. Es donde hemos ido a poner flores toda la vida. Ahora hay que empezar de cero". Antes de morir, Nieves prometió a su padre que haría todo lo posible por encontrarle. Y lo hizo. Llamó a todas las puertas, incluida la de la Audiencia Nacional. En el intento ha perdido mucho más que 14 años. "La última vez que hablé con mi hermana me dijo que yo no era de la familia". El hijo de Dióscoro Galindo adoptó a Nieves García a los tres días de nacer. Su hermanastra, que se oponía a la exhumación, ha roto relaciones con ella.

A Francisco Galadí, nieto de un banderillero con el mismo nombre fusilado con Lorca, le gustaría que siguieran buscando, pero tiene que sopesarlo. "Esto ha sido una decepción muy grande y mi madre sufre mucho. Aún tiene miedo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de diciembre de 2009