Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Condenado el ex subdirector de Nanclares por abuso sexual a una presa

La Audiencia Provincial de Álava ha condenado al ex subdirector de la cárcel de Nanclares de la Oca, Mariano Moreno, a un año de prisión y seis de inhabilitación absoluta por un delito de abuso en el ejercicio de su función, al haber realizado propuestas sexuales a una presa. La sentencia considera probado que el alto funcionario realizó una solicitud de carácter sexual "inequívoca" a la interna G. J., ya que el acusado le abrazó repetidas veces, intentó besarla en al menos dos ocasiones, lo que rechazó la reclusa al retirarle la cabeza. Además, por estos hechos, la sentencia condena a Moreno a pagar a G. J. la cantidad de 3.000 euros, declarando responsable civil subsidiario a Instituciones Penitenciarias.

Además, la sentencia asume como verdaderos los testimonios de las otras tres mujeres presas que denunciaron abusos por parte de Mariano Moreno. Deja abierta, en la aplicación de la norma de in dubio pro reo, que las insinuaciones del ex subdirector de seguridad de la prisión alavesa a las reclusas no fueran de contenido sexual y sí en busca de otros intereses, como el "chivateo" ante presunto tráfico de drogas u otras irregularidades que se vivieran en el penal. Sin embargo, valora "moralmente reprobables y objeto de sanción administrativa" los comportamientos del ex subdirector con estas otras tres mujeres.

No hubo "confabulación"

En el caso de la interna G.J., el tribunal considera probado que, además de la solicitud de relaciones sexuales y los tocamientos, el acusado la coaccionó de forma intimidatoria y aprovechándose de su autoridad. En este sentido, la sentencia desestima la tesis de la defensa de que se había producido una "confabulación" de las cuatro internas contra el funcionario.

El abogado de la asociación Salhaketa, Carlos Hernández, que ha seguido este caso desde que en 2004 y 2005 se produjeran las denuncias, destacó ayer que "la sentencia da por buenos los testimonios de las presas, pese a la presión que hemos vivido estos años, incluso por parte de la Fiscalía".

Este es el primer caso en el que se condena a un funcionario de prisiones en el País Vasco por un delito similar. "Una condena parecida a esta se dictó en junio pasado en la Audiencia Provincial de Orense contra un funcionario de la prisión de A Lama", recordó Hernández. "Son muy escasas las ocasiones en la historia de la democracia en las que se han dictado sentencias similares, y una excepción que sea a funcionarios de este nivel", concluyó el abogado de Salhaketa. El fallo puede ser recurrido en casación ante la Sala Segunda del Tribunal Supremo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 17 de diciembre de 2009