Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Arte con firma de mujer

El BAC! 09, en el CCCB, reúne la obra de unas cien artistas

La famosa caja de Pandora es el leit motiv de la décima edición del Festival Internacional de Arte Contemporáneo de Barcelona BAC! 09, exposición abierta gratuitamente hasta el 3 de enero en el CCCB que reúne la obra de más de un centenar de mujeres que abordan desde múltiples disciplinas temas como la política, la sexualidad o los sentimientos. Pese a la apabullante presencia femenina, algun hombre se ha colado en la muestra, si bien con seudónimo femenino en homenaje a las muchas mujeres que a lo largo de la historia han tenido que hacer lo contrario.

En un montaje que alterna paredes en blanco y en negro pueden verse obras como la serie de murales Éxtasis de Goce, de Lula Goce, que denuncian el tópico del artista que alcanza el éxito después de morir; Aspavientos, de Claudia Carrillo, con figuras femeninas afectadas por todo tipo de emociones, y piezas como el mural I want to believe, de Agente Morillas, donde presenta un corazón muerto que mantiene la esperanza de creer en el amor. A partir de este mismo sentimiento, Chiara Fumai presenta EX. Ritratto di gruppo, unos muñecos de trapo que son las representaciones en tela de sus ex novios, y Eva Vázquez Abraham refleja en La Hereida n. 3. Deshielo emocional cómo hay que congelar algunos sentimientos para continuar viviendo.

El último tramo de la exposición el espacio está dedicado a proyectar las obras de las pioneras del videoarte. Este apartado, titulado Mujeres indomables, recoge una amplia selección de películas repartidas en varias habitaciones. Desde obras como At land, que Maya Deren realizó en los años cuarenta, hasta la crítica social de Joan Jonas con Glass puzzle o de Yoko Ono con Freedom, ambas creadas en los años setenta. También hay obras recientes de sólidas artistas barcelonesas, como Begoña Egurbide, que presenta La habitación silenciosa, o Francesca Llopis, con La virtud de donar-me consol, ambas de 2007.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 14 de diciembre de 2009