ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

sábado, 12 de diciembre de 2009
Necrológica:

Luis 'Terror' Días, padre del rock dominicano

El apodo le vino de su fuerza al interpretar todos los estilos de música

Terror es un apodo que en un músico puede levantar suspicacias sobre su calidad. No es el caso de Luis Días Portorreal (Bonao, 1952), a quien así llamaron por su particular estilo a la hora de interpretar la música. En todas sus vertientes. Le daba igual reggae que blues, bachata que merengue. Aunque sobre todo se le recuerda como padre del rock dominicano. "Lo que más me gusta es hacer rock, me da la libertad de fusionar, de reforzar los colores con mayor contundencia, de usar el sonido como parte de la música. Permite más libertad expresiva", dijo en una entrevista. La guitarra y la voz del autor de temas como El guardia del arsenal, Papá liborio, La pringamosa o Yo quiero andar se apagaron el 8 de diciembre, tras sufrir un infarto de miocardio.

Su banda Convite fue bandera contestaria contra Joaquín Balaguer

Convite, la banda que formó con otros siete músicos dominicanos para catapultar los diferentes sonidos de la isla, fue la primera plataforma a través de la cual consolidó su fama como guitarrista. La banda, que se disolvió en 1978, fue un estandarte de los movimientos contestatarios al presidente Joaquín Balaguer. En 1974, una de las canciones compuestas por Días, Obrero acepta mi mano, se convirtió en el tema oficial del Festival Siete Días con el Pueblo.

Las connotaciones social y contestataria siempre estuvieron presentes en sus letras. "Trato siempre de que no narren solamente situaciones entre dos personas. Aunque sean temas íntimos, trato de moverlos en la sociedad, sacarlos de esa intimidad. Trato siempre de abarcar temas positivos", dijo en una ocasión a un periodista dominicano.

Tras la segunda derrota electoral de Balaguer, Luis Días se desencantó con la izquierda de su país y se fue a Nueva York, donde impartió clases de música dominicana. La ciudad también le proporcionó buenas dosis de otros ritmos que entonces no eran tan populares en la isla como el jazz y el punk, en plena efervescencia entonces. A su regreso a la República Dominicana formó Transporte Urbano, que conjugaba dos estilos tan opuestos como la bachata y el heavy metal. Así era Terror.

Entre toda la gente en la que influyó destaca Juan Luis Guerra, probablemente el más conocido icono musical dominicano. "La última vez que nos vimos compartimos abrazos como si fueran canciones. Hemos perdido a uno de los más grandes compositores de nuestra República Dominicana", confesó este artista tras la muerte de Terror.

Distinguido por el Gobierno dominicano como "valor cultural" en 2004, tuvo gran repercusión su incidente con Shakira tres años después a cuenta de uno de los éxitos de Terror, Baile en la calle. La cantante colombiana empleó, según Días sin su permiso, el estribillo del tema en su canción Las caderas no mienten (Baila en la calle de noche / baila en la calle de día). Al final, llegaron a un acuerdo.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana