ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

martes, 1 de diciembre de 2009

Mujica invita a la oposición a forjar un pacto de unidad

El nuevo Ejecutivo uruguayo incluirá varios ex guerrilleros

La formidable victoria de José, Pepe, Mujica en las elecciones presidenciales del domingo refuerza el poder del nuevo presidente dentro de la coalición de izquierda Frente Amplio (FA). Mujica ha sacado casi 10 puntos de ventaja al candidato del Partido Nacional, Luis Alberto Lacalle (el 52,6% contra el 43,2%, con el 99% escrutado), por encima incluso del resultado obtenido en 2004, en primera vuelta, por Tabaré Vázquez, el otro hombre fuerte del FA.

La votación ha promovido el reencuentro entre los dos políticos, algo alejados a raíz de las primarias, en las que Vázquez apoyó sin disimulo a Danilo Astori como su sucesor. El actual presidente, que ocupará el cargo hasta el próximo mes de marzo, fue el primero en desplazarse al hotel donde Mujica celebraba su victoria.

El presidente electo buscará acuerdos en seguridad, energía, ecología y educación

"Los Gobiernos no son dueños de la verdad. Necesitan de todos", dice Mujica

Pepe Mujica se empleó a fondo desde el primer momento en defender una imagen de moderación y de unidad nacional. La mayor expectativa que rodea su mandato es la formación del nuevo Gabinete, en el que se dan por seguros algunos nombres de sus más íntimos colaboradores, entre ellos varios ex guerrilleros tupamaros, como él mismo, pero en el que se cree que va a dar entrada a algún independiente o incluso a algún miembro de la oposición.

Mujica reiteró, nada más conocerse su abultada victoria, su ofrecimiento para llegar a acuerdos con la oposición (el Partido Nacional y el Partido Colorado, de Pedro Bordaberry) sobre lo que denomina una agenda nacional: seguridad, educación, medio ambiente y energía. "Los Gobiernos no son dueños de la verdad. Necesitan de todos y tener oreja", aseguró el nuevo presidente, que pidió perdón a la oposición por si durante la campaña "la lengua me llevó demasiado lejos". "Desde mañana, andaremos juntos".

El Partido Nacional acusó el golpe. En su interior se han formado dos grupos: quienes desean mantenerse en una oposición, sin más, y quienes están dispuestos a estudiar una eventual oferta para formar parte del Gobierno. El liberal Lacalle es consciente de que el domingo consiguió tres puntos menos que la oposición en su conjunto en la primera vuelta (29% del Partido Nacional y 17% del Partido Colorado). Y es posible que ceda el protagonismo en una eventual negociación a su número dos, Jorge Larrañaga. El Partido Colorado, por su parte, ya ha aceptado hablar sobre esos posibles acuerdos nacionales. Su principal dirigente, Pedro Bordaberry, hijo del dictador del mismo apellido, se reunió ayer con Mujica, aunque las negociaciones no comenzarán hasta el jueves.

Los continuos llamamientos de Pepe Mujica a la moderación y a la continuidad respecto a las políticas desarrolladas por Tabaré Vázquez han puesto algo nerviosos a dirigentes del Frente Amplio que se sitúan más a la izquierda y que esperan que Mujica recoja sus aspiraciones. Uno de ellos, Julio Marenales, histórico líder del MLN (Movimiento de Liberación Nacional-Tupamaros) anunció hace ya unos meses que el grupo que representa "va a estar con el ojo bien puesto en Mujica para que lleve adelante un programa de gobierno con determinados matices". Marenales teme que "determinadas corrientes" lleven al nuevo presidente hacia otro lado sin darse cuenta, según declaró a la prensa uruguaya.

Mujica ha reconocido esas dudas en antiguos colegas, y ha asegurado que es consciente de todos esos riesgos y que mantiene su voluntad de hacer un gobierno de amplio espectro en el que estén representadas muchas corrientes del FA. Ayer, en una charla radiofónica, insistió en que "la democracia tiene que ser eficaz y andar con el compás de su tiempo". "Pienso escuchar en primer término a aquellos que no concuerdan con nosotros, porque sus razones tienen y son una parte de la realidad". Muchos analistas creen que su hombre de confianza en el nuevo Gabinete será Eduardo Bononi, antiguo tupamaro, como él, y uno de los más destacados dirigentes del Frente.

Dos mujeres celebran la victoria de Mujica con una bandera con su foto. / AP

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana