Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La principal activista saharaui, en huelga de hambre contra España

Haidar denuncia que está siendo retenida en Lanzarote

Aminatou Haidar, la activista saharaui que más galardones internacionales ha cosechado, llegó el pasado sábado a Lanzarote privada del pasaporte marroquí con el que viaja, y aún así las autoridades españolas la obligaron, en contra de su voluntad, a cruzar la frontera y entrar en España, según aseguran ella y su abogada, Inés Miranda.

Ese mismo día y ayer, domingo, Haidar quiso regresar a El Aaiún, la capital del Sáhara Occidental, de donde había sido expulsada por Marruecos, pero las compañías aéreas rehusaron venderle un billete y la propia policía le indicó que no podía salir de España porque carecía de pasaporte.

Haidar, de 42 años, cree que el Estado español la retiene en su territorio en contra de su voluntad, y por eso puso una denuncia en la comisaría del aeropuerto de la isla. Para "convencer" al Estado de que la deje salir de Lanzarote rumbo a El Aaiún, donde viven su madre y sus dos hijos, de 13 y 15 años, se dispone a iniciar hoy, lunes, una huelga de hambre ilimitada en la terminal.

La mujer quiere volar a El Aaiún, de donde Marruecos la expulsó el sábado

Su estado de salud es delicado y para poder ser tratada en un hospital madrileño dispone desde hace años de una tarjeta de residente concedida por motivos humanitarios.

"He visto muchas cosas a lo largo de mi vida, pero nunca me imaginé que el grado de complicidad del Estado español con Marruecos llegaría tan lejos", declaró Haidar a este periódico. "Prefiero una cárcel en el Sáhara antes que seguir retenida en España". Haidar sabe de qué habla, porque estuvo encerrada cuatro años en prisiones secretas.

El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, fue ayer el primer miembro del Gobierno en expresarse sobre lo sucedido en Lanzarote. Lo hizo para dar por buena la versión oficial del Gobierno de Marruecos sobre los motivos de la expulsión de Haidar.

"Si, por razones administrativas, no ha rellenado los requisitos que el Gobierno marroquí le pide, lo que hemos hecho es facilitar la llegada a Lanzarote, nada más y nada menos que lo que corresponde hacer a un país donde esta ciudadana tiene tarjeta de residencia legal", declaró en Córdoba, según informa la agencia Efe. A un ciudadano extranjero no comunitario se le exige para entrar en España no sólo la tarjeta de residencia, sino un pasaporte.

Rabat justificó el envío de Haidar a Lanzarote por su negativa a cumplir, el viernes en El Aaiún, con los trámites de entrada en el país. Haidar, según fuentes saharauis, rellenó la hoja de entrada, pero en el apartado de nacionalidad puso, como había hecho en anteriores ocasiones, Sáhara Occidental, en lugar de Marruecos. La ONU y España no reconocen que el Sáhara sea marroquí. Esta vez los policías no se lo aceptaron. Haidar permaneció detenida 24 horas en el aeropuerto, hasta que fue embarcada a la fuerza rumbo a Lanzarote.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 16 de noviembre de 2009