ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

jueves, 12 de noviembre de 2009
Entrevista:TOM KELLEY Experto en innovación y director de la consultora Ideo

"Con China sólo se puede competir con algo novedoso"

Se ha dicho hasta la saciedad que el camino para salir de la crisis con garantías y en el menor tiempo posible es pasar de la economía basada en el ladrillo y en el turismo de sol y playa a una basada en la innovación. "Muy bien, pero, ¿eso cómo se hace?", se habrán dicho muchos al leer tal afirmación. Algunas ideas para resolver ese interrogante pudieron escucharse ayer en el Palacio Euskalduna de Bilbao. El encuentro Busines Global Conference reunió allí a representantes de compañías tecnológicas punteras como Google, Sony o la empresa vasca Igarle, con otros expertos reconocidos por su excelencia en la gestión de equipos de trabajo, como la directora de orquesta alavesa Inma Shara, premiada por su labor al frente de las orquestas de Londres y París.

Tom Kelley

Tom Kelley (Barberton, EE UU, 1957), es director de la consultora Ideo, responsable del aspecto de productos tan característicos como el Palm y el ratón de Apple. Es además uno de los gurús a escala mundial de algo que se ha puesto en la boca de todo el mundo: la innovación. En sus charlas y en sus dos libros, El arte de la innovación y Las diez caras de la innovación, Kelley defiende que ésta es un proceso colectivo y que para que se produzca es indispensable la comunicación.

"En EE UU y Asia no hace falta convencer a los jefes del valor de la innovación"

La conferencia, que va por su octava edición, estuvo promovida por Departamento de Industria, la SPRI, la Diputación de Vizcaya y empresas del sector tecnológico y reunió a más de 500 congresistas. La sesión inaugural corrió a cargo del norteamericano Tom Kelley, considerado uno de los gurús mundiales en materia de innovación.

Pregunta. ¿Qué les espera a las empresas y los países que no innovan?

Respuesta. Ahora mismo es imposible el éxito sin innovación. La economía se ha vuelto global y todos estamos compitiendo con China. Y con China no se puede competir en precios; hay que competir buscando factores de diferenciación, con productos novedosos.

P. ¿Es más sencillo innovar en pequeñas empresas?

R. Sí, y eso son buenas noticias para España. En las empresas pequeñas es más fácil que haya comunicación entre los empleados. Las ideas novedosas están dentro del propio equipo, pero tiene que haber comunicación para que lleguen a los directivos.

P. ¿Decir innovación es lo mismo que decir tecnología?

R. La innovación en las empresas incluye aspectos técnicos, pero también organizativos. Innovar sería encontrar un punto de intersección entre la tecnología y darse cuenta de lo que la gente necesita.

P. ¿Cómo ve, en este sentido, a las empresas europeas?

R. En Estados Unidos y en Asia no hay que convencer a los jefes del valor de la innovación. En Europa me he encontrado con empresarios muy tradicionales, que tienen resistencia a los cambios. Y con científicos y gente con talento que detesta presentar sus proyectos ante los directivos por eso mismo. En Singapur no tienen ese problema. Es el ejemplo perfecto: un país pequeño, sin recursos naturales, y que se ha hecho rico gracias a ser un polo de innovación y de atracción de personas innovadoras.

P. Lo de país pequeño y con pocas materias primas vale para definir a Euskadi. ¿Se podría imitar ese modelo aquí?

R. No lo conozco con detalle, pero la impresión que me da Bilbao es la de una ciudad que mira al futuro. Las ciudades compiten entre ellas por atraer el talento, y tener vida cultural y un ambiente abierto y acogedor ayuda a que la gente más válida se quede.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana